Ocupación militar de Tánger por España

Coronel Antonio Carrión Manzanares, director del Archivo Intermedio Militar de Ceuta. Secretos del Archivo

Ocupación militar de Tánger por España

Tánger Ciudad Internacional

bbb

Bandera del Protectorado español de Marruecos y Bandera del Tánger internacional

Tras la firma del Convenio franco-español del 27 de noviembre de 1912 y la posterior aceptación del Sultán a través del dahir (directiva) del 13 de mayo de 1913, se instauró el Protectorado hispano-francés en Marruecos.

Marruecos quedó dividida en dos partes, asimétricas en su extensión y población, siendo el norte de Marruecos la parte asignada a España para ejercer su protectorado.

La parte norte de Marruecos es una zona litoral con una extensión de veinte mil kilómetros cuadrados. Al norte linda con el Mar Mediterráneo y al oeste con el Océano Atlántico. Síntesis de sus cuatro países: Garb, Gomara, Rif y Yebala, el conjunto del protectorado español conservaba, en su fachada mediterránea, las ciudades de Ceuta y Melilla, que mantuvieron, como hasta ahora, su condición de plazas de soberanía española. A esto se sumaba el condominio diplomático de las grandes potencias sobre Tánger, que dio lugar al establecimiento en 1912 de la llamada Zona internacional.

Tánger, una de las ciudades míticas del Mediterráneo de los años treinta y cuarenta del siglo XX, gozó de un estatus especial. La Zona Internacional de Tánger comprendía la ciudad marroquí y su hinterland. Tánger no estuvo, por tanto, bajo control español excepto por un corto periodo de tiempo como se describe en este artículo, a pesar de estar situada geográficamente en el norte de Marruecos, sino que su gobierno y administración estuvieron bajo el mando de una comisión internacional compuesta por varios países. Por su situación geográfica, junto al Estrecho de Gibraltar, Tánger fue un enclave estratégico en el norte de África desde la antigüedad, convirtiéndose en el centro del tráfico mediterráneo. No en vano fue denominada “La Puerta de África”.

Su estatus de ciudad internacional la convirtió en el punto de encuentro de las culturas árabes, cristiana y judía, y su permisividad en materia impositiva, en lo que hoy denominaríamos un paraíso fiscal, por lo que allí instalaron su sede muchas empresas multinacionales de aquella época.

FotoJet

 Tánger en 1940

El Censo que aireaba la prensa de Tánger en los años 1.940 presentaba las siguientes cifras:

  • 40.000 marroquíes.
  • 25.000 hebreos
  • 15.000 españoles
  • 3.000 franceses
  • Varios miles de habitantes más, súbditos de 14 nacionalidades diferentes.

El Estatuto de Tánger fue suscrito en un primer momento por España, Francia y el Reino Unido el 18 de diciembre de 1923. La administración de la ciudad y la de su periferia pasaron a ser confiadas a los representantes de las tres potencias, a las que se unió Italia en 1928, y posteriormente se sumarían Portugal, Bélgica y los Países Bajos.

El Sultán, como soberano del Imperio Jerfiano, conservó su jurisdicción sobre la población indígena de la Zona, y estaba representado por un Mendub (alto comisario), que sería el jefe de la administración indígena. Para auxiliar al Mendub se nombró a un personal controlado por el Negociado de Asuntos Indígenas de la Residencia General Francesa de Rabat.

El 14 de junio de 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, el mismo día de la entrada de las tropas alemanas en París, España inicia la ocupación de Tánger que se mantuvo hasta bien entrado 1.945.

La nota del Ministerio de Asuntos Exteriores, del Ministro Juan Beigbeder, decía que “Con objeto de garantizar la neutralidad de la Zona y ciudad de Tánger, el Gobierno Español ha resuelto encargarse provisionalmente de los servicios de Vigilancia, Policía y Seguridad de la Zona, para lo cual han penetrado esta mañana fuerzas de la Mehal-la. Quedan garantizados todos los servicios existentes, que continuarán funcionando normalmente”.

 Se inicia la Ocupación

 La orden preparatoria nº1 redactada por el Estado Mayor del Ejército de Marruecos, en su análisis de la situación señalaba: “La contienda europea se ha extendido, en los últimos días, a nuevos Teatros de Operaciones. Entra dentro de lo posible que, antes de que la guerra llegue al Mediterráneo e intervenga Italia, intenten Francia e Inglaterra mejorar sus posiciones en el Estrecho de Gibraltar con alguna operación de desembarco. Informes de distintos orígenes señalan como más probable que este desembarco se prepare en la Zona Internacional de Tánger”. En la misma Orden el apartado Propósitos y Objetivos decía “dominar la Población de Tánger, Punta Altares y los Montes Quebir y Es-lokia. Así mismo, la idea de Maniobra determinaba la ocupación de la costa entre Punta Altares y Cabo Espartel, y las alturas que rodean la población de Tánger”.

A las 3 de la madrugada del 14 de junio de 1940, en el CG. del IX Cuerpo de Ejército Marroquí se recibe desde el Cuartel General del Ejército de Marruecos en Ceuta la orden “para la ocupación de Tánger, que se va a ejecutar, se pondrá en marcha lo que tenemos preparado”.

Se ordena se realicen movimientos, apoyados con Secciones de camiones del Batallón de Automóviles de Marruecos (del núcleo de tropas del Ejército de Marruecos), a la Unidades que componen la Columna de Ocupación, así como a otras Unidades del IX Cuerpo de Ejército para que cubran las posiciones que dejan las primeras.

La Fuerza que ocupó Tánger, inicialmente se llamó COLUMNA DEL FAHS DE TÁNGER “, así aparece en los diferentes oficios y documentos emitidos. Apenas un mes después, la denominación cambia por “COLUMNA DE OCUPACIÓN DE TÁNGER”. Esta última denominación se mantuvo durante los aproximadamente 4 años que duró la Ocupación. Dicha primera Columna estaba formada por las siguientes Unidades de Maniobra:

  • Mehal-la de Tetuán nº 1: compuesta por tres Tabores de Infantería y un Tabor de Caballería, al mando del Teniente Coronel Augusto Gracián Ripoll.
  • Mehal-la de Larache nº 3: compuesta por tres Tabor de Infantería y un Tabor de Caballería, al Mando del Teniente Coronel Fernando García Valiño.

Como apoyos de combate se le asigna una sección de transmisiones del Batallón de Transmisiones de Marruecos (del Núcleo de Tropas del Ejército de Marruecos) que desplegará con la Columna de Ocupación.

Se le asigna también un Grupo de Artillería de 75/28 del Regimiento de Artillería nº 30 del IX Cuerpo de Ejército Marroquí, aunque no entra en Tánger. Éste debe trasladarse a R’agia y estar en condiciones de apoyar a la columna de Ocupación cuando se le ordene. Además, se ordena al Regimiento de Infantería de la División nº 41, acantonado en R’aggia y Melusa, que esté en condiciones de apoyar a la Columna de Ocupación previa petición de ésta y con la autorización del Jefe del Ejército de Marruecos.

En esta misma línea se ordena a la División nº 41 que el Grupo de Artillería C. 77, acantonado en Laucien, esté en condiciones de apoyar en la Columna de Ocupación de Tánger siguiendo el mismo protocolo anterior.

También intervino una Sección de Infantería de Marina del Minador Vulcano.

A las 5:45 sale la Banda de Música del Tercio al mando de su Comandante Franco para unirse a la Columna de Ocupación.

El General Jefe del Ejército de Marruecos comunica por teletipo al Ministro del Ejército que:

“Cumplimentando órdenes recibidas por la Alta Comisaría directamente del Ministro de Asuntos Exteriores, a las 7 horas de hoy va a procederse, con dos Tabores, a la ocupación de Tánger, de acuerdo con Autoridades Zona Internacional”.

A las 11:30 el Jefe del Ejército de Marruecos comunica al Ministro del Ejército, por teletipo que se ha finalizado la Operación sin novedad.

 El Mando de la columna era el Coronel Subinspector de la Fuerzas Jalifianas D. Antonio Yuste Segura

Misión: oponerse al desembarco de fuerzas enemigas en cualquier punto de la costa o muelle en la Zona de Tánger…

FotoJet

Partes e Informes

Al día siguiente de la Ocupación, 15 de junio de 1940, el Coronel Yuste remite un parte al General Jefe del Ejército de Marruecos:

“A V.E. da parte el jefe que suscribe de que a las siete horas del día de ayer y cumpliendo órdenes del Excmo. Sr. Alto Comisario, la Columna de mi mando ha efectuado la entrada en la zona Internacional de Tánger.

A la citada hora, las vanguardias de las dos Agrupaciones en que se dividió la Columna, atravesaron simultáneamente la raya fronteriza por las Aduanas del Borch y Puente Internacional. Sin incidente digno de mención se llegó simultáneamente también a las afueras del casco de la Población de Tánger donde se concentraron ambas Agrupaciones”.

Acompañado por S.E. el Ministro de España en la Ciudad y del Comandante Jefe de la Gendarmería, el Coronel Yuste visitó al Administrador Principal de la zona, el francés Joseph Le Fur, al que comunicó la medida adoptada por el gobierno de español con objeto de asegurar la absoluta neutralidad y normalidad de Tánger en las actuales circunstancias, significándole que dicha ocupación tenía un carácter provisional y que serían respetados los derechos de las naciones interesadas, así como todos los servicios establecidos y que tal medida había sido tomada por el Gobierno español de acuerdo con el Embajador de Francia en España y en nombre del Sultán de Marruecos.

Se convino con el Administrador que el orden público continuaría siendo responsabilidad de la Policía Internacional y Gendarmería. Posteriormente se visitó al Mendub, (Alto Comisario) Jefe de la Administración Indígena, al que se le esgrimió el mismo comunicado. Ambas visitas se realizaron en un buen ambiente de cordialidad, especialmente ésta última con verdadera complacencia.

 Tras estas visitas, sobre las 09:30 horas se procedió al desfile de la Fuerza. A pesar de la temprana hora se produjo una ferviente reacción de la Colonia española, no así en las Colonias extranjeras, en las que causó sorpresa y estupor.

El Puesto de Mando del Coronel Yuste se activó en las escuelas de José Antonio.

El Coronel Yuste, en su primer Boletín de información tras la ocupación dice textualmente que:

“Si la ocupación por España de la ciudad de Tánger y su hinterland produjo en los franceses, en los primeros momentos sorpresa y abatimiento, su reacción se manifestó en el mismo día de la ocupación tratando de desvirtuar ésta y presentándola simplemente como una Fuerza que España ponía a disposición de la Administración y a su servicio para el caso de que estas Autoridades (entiéndase las francesas), necesitasen auxilio contra cualquier agresión del Eje Roma-Berlín”.

Según el Coronel Yuste, él pudo observar la repulsa de las Autoridades francesas a utilizar la palabra Ocupación, resistiéndose a que se activasen patrullas de la Fuerza de Ocupación en la ciudad, alegando que la policía se bastaba para mantener el orden. Era, por el contrario, el criterio del Coronel Yuste la necesidad absoluta de dar la sensación de ocupación y por otra parte que las órdenes recibidas del Mando le concretaban el establecimiento de un servicio de patrullas. Utilizando el razonamiento de que estas patrullas no eran para vigilar a la población, sino que constituían un servicio interno de las fuerzas de ocupación, se consiguió la finalidad sin llegar a estridencias. Se accedió a suprimir las patrullas de marinería del puerto, aunque se dejó un destacamento de protección del depósito de gasolina de la Shell.

Escribe también el Coronel Yuste que:

"El Agregado Militar francés, el capitán Luizet, acentuó aún más este desasosiego, basándose en la penosa impresión existente en la Colonia Francesa y fueron numerosas las veces que me visitó con diversas reclamaciones de detalle”. 

..., como que le molestaba la Fuerza destacada al aeródromo, basado en que la Air France era una empresa privada; a lo que el Coronel Yuste argumentó con determinación que él tenía la responsabilidad del orden y seguridad de la zona de Tánger, vigilar sus vías de comunicación y especialmente el Aeródromo; que sus fuerzas no eran una servidumbre para Air France sino una protección de la misma para evitar atentados de elementos interesados en producir rozamientos, recordándole el rumor insistente en aquel momento de haberse repartido pistolas entre los elementos contrarios y granadas en el propio servicio de bomberos.

La impresión obtenida por el Coronel Yuste es que las Autoridades francesas en Tánger no tenían la menor noticia del acuerdo entre ambos Gobiernos, ni siquiera el General Nogues (Comisario Residente General del Protectorado Francés), que ha sabido la noticia por conducto de nuestro Alto Comisario sin ratificación posterior por lo que se mostraban recelosos y abatidos.

Por el contrario, la Colonia inglesa, con algunas protestas aisladas, contrarrestadas por otros elementos de la misma colonia que los habían felicitado, no expresaban contrariedad alguna.

Los italianos se mostraron muy satisfechos, “pero tengo la impresión, (decía el Coronel Yuste), de que el Ministro Italiano estaba algo contrariado porque no se le hubiese anticipado la noticia de la ocupación”.

En el 2º Boletín de Información remitido por el Coronel Yuste al Alto Comisario, al día siguiente de la ocupación, el 15 de junio de 1.940, le dice que se acentúa la reacción de los franceses en un espíritu de protesta por la ocupación. Al Capitán Luizet, por un lado, le parecía admirable la actuación de España en el sentido de apoyar el Estatuto que solamente España podía prestar, sin embargo, la Fuerza desplegada tenía un aspecto muy parecido al de una ocupación que estimaba no tenía justificación. El Coronel Yuste le contestó que efectivamente se trataba de una ocupación, transcribiendo literalmente las palabras que el día anterior les dirigió al Administrador y al Mendub, “…, que como Jefe de las Fuerzas de su Alteza Imperial el Jalifa, cumpliendo órdenes de mi Gobierno y en nombre del Sultán, había ocupado, con carácter provisional, la Ciudad de Tánger y su Zona Internacional para garantizar su neutralidad y el respeto a los Servicios establecidos” El Capitán Luizet insistió con sus quejas, a lo que el Coronel Yuste le contestó que se las haría llegar al Alto Comisario, pero que como soldado que era, él cumplía órdenes sin tener que fundamentarlas, aunque le dijo que creía que existía un acuerdo previo entre Francia y España al respecto.

Posteriormente recibió la visita del Administrador de la ciudad, Mr. Le Fur, que también “enseñó la oreja” manifestándole las dificultades que para Francia suponía el mantener el abastecimiento de Tánger, que tenía víveres para 80 días y que con las Fuerzas de Ocupación se agravaba la situación…, “era indudable, dice el Coronel Yuste, que Francia tratará de crearnos posturas difíciles y una de ellas será la de suprimir el abastecimiento de Tánger”. Por tanto, el Coronel Yuste trasladó al Alto Comisario este asunto pidiéndole con urgencia solucionar el abastecimiento de las tropas fuera de Tánger, incluso con la concesión a esta ciudad de un contingente de víveres procedente de España.

dsgrehg

Fuerzas españolas de la Columna de ocupación, entrando en Tánger el 14 junio de 1.940

 DESPLIEGUE

En la primera Orden de Operaciones que emite el Coronel Yuste, una vez llegado a

Tánger, el 14 de junio de 1.940 destacamos:

La Zona se dividirá en dos Sectores: Este y Oeste.

EL Sector Oeste, al mando del Teniente Coronel de la Mehal-la, de Tetuán n.º 1, detallando el despliegue de las Mías y de los tres Tábores de Infantería, ocupando: Sidi Kacem, Grutas de Hércules (Mediuna), Cabo Espartel, Palacio del Monte, de Sidi Amar y Tánger. El Puesto de Mando estaba situado en el palacio del Monte.

El Sector Este, al Mando del Teniente Coronel Jefe de la Mehal-la de Larache n.º 3 también asignaba zonas de despliegue a las Mías y a los dos Tábores de Infantería ocupando: Punta Malabata y Villa Harris. Puesto de Mando en Villa Harris.

Además, se organiza una Agrupación de Tabores de Caballería al mando del comandante de la Mehal-la de Larache n.º 3. Puesto de Mando en Tánger.

Tábor de la Mehal-la de Tetuán nº1 que ocupan: El Campo de Aviación, Puente Internacional, Dar Mesana, El Palacio del Monte.

Tábor de la Mehal-la de Larache n.º 3 que ocupan: Mogoga Zeguira, El Borch, Villa Harris y Tánger.

Las Misiones que se asignan inicialmente son escuetas pero claras, dejando a los Jefes de Sector y Jefe de la Agrupación de Caballería margen suficiente para ejercer sus Mandos respectivos con iniciativa.

Las Unidades de Infantería establecerán los puestos necesarios para ejercer la vigilancia desde las posiciones que ocupen, mantendrán el enlace con los puestos de Mando de su Sector respectivo y efectuarán los trabajos precisos para los emplazamientos de las armas automáticas.

Las Unidades de Caballería destacadas en Mogoga Zeguira, Campo de Aviación y Tánger, establecerán un servicio de patrullas con arreglo a órdenes verbales que dará el Coronel Yuste a su Comandante.

Como curiosidad, en el apartado Enlace y Transmisiones, además de asegurar el enlace entre los Puestos de Mando por telefonía y radio, dice además por óptica.

gjtyedikjysjmk

Posiciones establecidas por la Columna de Ocupación en Tánger y su Hinterland

El 22 de julio de 1.940, de acuerdo con un informe del Ministerio de Asuntos Exteriores sobre las normas de aplicación de los derechos de neutralidad en las aguas territoriales y puertos de Tánger, el Comandante General del Departamento Marítimo de Cádiz, ordena al Comandante del buque Minador Vulcano como autoridad marítima en el Puerto de Tánger, que se apliquen las mismas normas que se encuentran en vigor en las aguas y puertos españoles. En esa comunicación especifica que, tanto el Sr. Jefe de las Fuerzas Navales como el Comandante del Vulcano, deben atenerse para la aplicación de los derechos de neutralidad a la instrucción de Operaciones nº 2 y anexo nº 1 de la misma, en que figura integro el texto del convenio XIII de la Haya.

El 30 de julio de 1.940 Manuel Amieva y Escandón, comandante médico y antiguo director del hospital militar de Tánger, y que ostentaba nuestra representación diplomática en Tánger, fue nombrado administrador de la ciudad al frente de la Asamblea Legislativa. El 3 de noviembre del mismo año, un bando del Coronel Antonio Yuste Segura ordenó el cese de las funciones del Comité de Control, de la Asamblea Legislativa y de la Oficina Mixta de Información, asumiendo las funciones de Delegado del Alto Comisario e incorporando la Zona de Tánger al Protectorado español en Marruecos.

La ocupación de Tánger se mantuvo hasta el final de la II Guerra Mundial, aunque podemos decir que la retirada de fuerzas se prolongó hasta finales de agosto de ese año. Durante el tiempo que duró la ocupación la composición de la Fuerza sufrió diferentes modificaciones, así como el relevo de las distintas Unidades que la componían.

Las Unidades de Ingenieros, por un lado, realizaron múltiples trabajos de castrametación para acondicionar los campamentos/acuartelamientos, y por otro lado llevaron a cabo obras de fortificación de las posiciones defensivas, todo ello en apoyo de la Fuerza de Ocupación.

Las obras de fortificación que se levantaron son las siguientes:

2 Centros de Resistencia en la Costa Atlántica.
Un Centro de Resistencia en la Costa del Estrecho.
8 nidos de ametralladora blindados, entre Cabo Espartel y Grutas de Hércules.
8 nidos de ametralladora blindados, entre Grutas de Hércules y Sidi-Kássen.
6 nidos de ametralladora blindados, en la playa de Tánger.
Un abrigo enterrado con paredes de mampostería y bóveda de hormigón en las inmediaciones de la Gruta de Hércules.
2 alojamientos de proyectores situados en Punta Judíos y Faro de Malabata.
Un Observatorio para Artillería, de hormigón armado en Zzarozoff, entre Malabata y Punta Cires.  

Coronel Antonio Yuste Segura (biografía)


Natural de la Junquera (Gerona), nace el 6 de julio de 1.889.

Ingresa en la Academia de Infantería en Toledo en agosto de 1.906, siendo promovido al empleo de segundo teniente en julio de 1.909 y destinado al Regimiento de San Quintín nº 47.

Destacado africanista, combatió en la guerra del Rif entre 1.922 y 1.927. Estuvo destinado en las GFRI de Melilla n.º 2. Participó en duros combates en los que fue citado como distinguido, llegando a luchar al arma blanca. Desembarcó en Alhucemas el 11 de septiembre con su Tabor. Poseedor de una Medalla Militar Colectiva, seis cruces militares con distintivo rojo, y de la medalla de sufrimientos por la patria, entre otras. Obtuvo el empleo de Coronel en marzo de 1.938.

Fue Subinspector de las Fuerzas Jalifianas y Secretario General de la Alta Comisaría.

Promovido al empleo de General de Brigada en enero de1.943, fue confirmado en el mando de la Infantería de la División nº 52, encomendándosele también el del Territorio del Rif y del Sector de Alhucemas, con residencia en Villa Sanjurjo.

Tras otros destinos es promovido al empleo de General de División en diciembre de 1.946. Nombrado en enero de 1.947 Jefe de la División de Montaña nº 42 en Pobla de Segur (Lérida), ejerció el Mando de la misma hasta su pase a la situación de reserva en julio de 1.957.

Falleció en Madrid el 19 de junio de 1.971

Es de destacar la figura del Coronel Yuste de forma indirecta a través de una Instrucción, C-5, que se emitió el 19 de junio de 1.940.

Desde el inicio de la 2ª Guerra Mundial España percibe la amenaza de las Fuerzas Aliadas sobre la Zona del Protectorado Español de Marruecos. Como hipótesis probables contempla operaciones de desembarco en sus costas o incluso una invasión terrestre desde las fronteras del Protectorado Francés en Marruecos. Para lo cual, desde el inicio de la contienda mundial, el Ministerio del Ejército y su Estado Mayor comienzan a emitir planes, directivas e Instrucciones para la Defensa del Protectorado Español en Marruecos. Derivadas de éstas, el Ejército de Marruecos redactará y someterá a la aprobación del Estado Mayor del Ejército sus correspondientes órdenes de Operaciones.

Un ejemplo de ello, aunque no fue el primero, el Jefe del Estado Mayor del Ejército, de orden del Ministro del Ejército, remite al General Jefe del Ejército de Marruecos, el 19 de junio de 1.940, la Instrucción C-5 sobre la organización defensiva y empleo de las Fuerzas en la Zona del Protectorado de España en Marruecos. En esta Instrucción: Se organizan 3 Zonas/Sectores Defensivos a lo largo de la Frontera con el Protectorado Francés;

  • EL Oriental, al Mando del General Jefe del Cuerpo de Ejército X del Maestrazgo, con Cuartel General en Melilla.
  • El Occidental, al Mando del General Jefe del Cuerpo de Ejército IX marroquí, con Cuartel General en Ceuta.
  • El Central: Zona del Rif…al mando de “un Jefe de gran valía, conocedor del terreno y del indígena, que goce de prestigio entre ellos, el cual dependerá directamente del Ejército”. Inicialmente se designa al Subinspector de las Fuerzas Jalifianas, el Coronel D. Antonio Yuste Segura, pero como también era el Jefe de la Fuerza de Ocupación de Tánger, y en previsión de que en caso de tener que actuar no pudiese cumplir con el cometido como Jefe de la Zona Central, se designa al Teniente Coronel D. Emilio Blanco de Izaga Interventor Regional del Rif.

Retirada de Tánger

Al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1.945, España devolvió la ciudad a su estatus internacional.

El de 10 de septiembre de 1945, tras la retirada de la Fuerza Española de Ocupación, el Comandante de Ingenieros D. Antonio Sánchez Jurado emite un informe sobre tos trabajos de destrucción de las obras de fortificación de la Zona de Tánger, el material recuperado y los restos que quedarán.

El 11 de octubre sería restablecida la administración internacional por iniciativa de los gobiernos norteamericano, británico y soviético.

El 1 de enero de 1957, tras la independencia de Marruecos, las potencias administradoras pusieron fin al régimen internacional, no siendo definitiva la incorporación de Tánger a Marruecos hasta el 11 de abril de 1960.

Comentarios
Ocupación militar de Tánger por España
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW