Raíz y Rama e Isabel Villalta inundan Ceuta

Autoría del artículo Resti Contreras, que a la vez es colaborador en la revista Raíz y Rama, conquistado por su solidez y atractivo y por el tesón y bien hacer de su creadora.

Raíz y Rama e Isabel Villalta inundan Ceuta

Introducción

Decir Raíz y Rama, nombre de una prestigiosa revista cultural, es decir Isabel Villalta, que es el de su fundadora y directora y heterónimo con el que se define la escritora, investigadora y poeta. Filóloga, en su trabajo que abarca desde la etimología a la poesía, va, y por eso el nombre de la publicación y su seudónimo, de la raíz a la rama de la lengua.

Dos colecciones anuales, una de artículos de estudio sobre cualquier materia del saber (“Vereda de los Hombres”) y otra literaria (“Noches Estivales”). A ambas invita a otros escritores, así como a un ilustrador o una ilustradora.

Este que subscribe este artículo es colaborador en ella, pero conquistado por la revista, su solidez y atractivo y por el tesón y bien hacer de su creadora. En la medida que puedo, me dispongo a ser igualmente colaborador en su difusión; ahora, su introductor en la ciudad de Ceuta.

Inundación

Nada más bajar del barco, la ciudad autónoma conquista a la escritora. Isabel es de origen manchego, nacida en Membrilla y residente en Manzanares, poblaciones de la provincia de Ciudad Real. Acompañada por su marido, Antonio Morales, que como eficiente pero discreto secretario siempre realiza las tareas complementarias para que todo esté a punto, y por mí mismo como presentador, Isabel se dispone a difundir su obra por las instituciones, centros culturales y educativos y asociaciones con las que previamente hemos establecido contacto y acordado fechas de los actos de presentación de la obra.

La luz, la humedad y su bulliciosa vida urbana hacen especialmente singular a esta ciudad litoral del norte de África. La visita realizada por este equipo, que duró desde el día 4 al 10 de octubre, ha supuesto un encuentro extraordinario con ella; reencuentro por este participante del grupo, donde estuve residiendo varios años como maestro de Enseñanza Primaria; una visita que después de siete años en mi caso o primera en mis compañeros nos ha sorprendido a todos.

En ningún momento la directora pierde el objetivo de para qué ella y su equipo hemos llegado a esta milenaria y marítima ciudad, donde se da un potente encuentro de culturas, siempre con el máximo respeto entre ellas y la mejor convivencia. A nadie se le escapa que respecto al número es mayor la proporción de ciudadanos musulmanes y cristianos, pero también es significativa la presencia de ciudadanos de cultura judía e hindú. No se anda con rodeos y el espíritu de la revista, la unidad entre los creadores y la difusión cultural y calidad escrita, se pongan a disposición de cada ceutí. Además de informar de la publicación y esos cometidos, principalmente el de la unidad y más en tiempos de pandemia, y depositar un ejemplar en visitas al Colegio Público “Lope de Vega” donde este maestro jubilado que soy trabajó, Museo de la Legión, Casino Militar, sede de la UGT, grupo municipal del PSOE, Delegación del Gobierno, Consejería de Educación y Cultura y Asamblea Autonómica, donde la escritora Isabel Villalta y sus seguros servidores fuimos recibidos y atendidos cálidamente, la revista se presentó en dos magníficos actos en la Universidad, con presencia y saludo del Decano de la Facultad de Cultura, Ciencia y Tecnologías don Antonio García Guzmán, así como en la Biblioteca Pública del Estado “Adolfo Suárez”, esta vez con saludo de su director don José Antonio Alarcón y presentación por la escritora y filóloga doña María José Fernández (Tula), Jefa, además, de la Unidad de Programas Educativos de la Dirección Provincial de Educación. Tras su intervención intervino este redactor, quien habló de la directora, escritora y activista cultural que es Isabel Villalta, así como de los valores del diálogo y la unidad, en especial en la situación epidemiológica presente y sus consecuencias, momento que aproveché para hablar del ejemplo de Valladolid para llegar en su Ayuntamiento a acuerdos comunes entre sus diferentes grupos políticos en favor de la recuperación de la ciudad  en la presente crisis epidemiológica y sus consecuencias. Resalté igualmente otros valores necesarios para lograr una sociedad mejor y un país más fuerte, como los educativos, culturales, sanitarios o de solidaridad, recogidos en los dos artículos que se publican de este autor en las dos colecciones de la revista.

Como la vez anterior, la directora de la publicación intervino al final para informar más detalladamente de la revista y sus objetivos, los literarios y culturales, la calidad de su redacción y el interés de sus temas y el de la unidad entre los escritores, en un apoyo mutuo, a través del que fomentar el afecto y la amistad. Isabel Villalta calificó su entrega a la fundación, dirección y coordinación de la revista como su “proyecto de vida”, cuyo nombre, Raíz y Rama, además, la define como autora de investigaciones etimológicas (raíz) y creadora de textos poéticos (rama). Recitó, con una entonación muy especial y emocionante, uno de sus poemas contenido en el número que presentábamos y algunos fragmentos de los colaboradores en las páginas de Raíz y Rama-Noches Estivales, la colección literaria.

Todos, como señaló la directora, son poetas y escritores de mérito y sus textos de calidad y gran interés. Yo aquí, llevando el eje de la directora de la hermosa y sólida revista, quiero mencionar un fragmento muy significativo de la personalidad de Isabel Villalta, contenido en una de sus poéticas: La vida es una hoguera constante y a quemarme en ella vine. Arder es derramar toda mi savia. Considero que es muy expresiva sobre la vitalidad y sensibilidad de Isabel.

Si en la Universidad tuvimos como público a estudiantes de Educación Infantil, que sin duda percibieron la conferencia como un buen poso para su futuro trabajo como educadores, en la Biblioteca contamos con la asistencia, entre otros, de Blanca Gómez, senadora en la anterior legislatura, y con José Simón Martín, diputado en la anterior legislatura y actual director provincial del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

Unos actos y unos encuentros, en fin, que, junto al buen clima atmosférico y social y la hermosa orografía de la ciudad, así como su cuidado urbanismo, nos aportaron cercanía, muchas satisfacciones y afectos, que en todo momento percibimos recíprocos.

La prensa, radio y televisión ceutíes estuvieron igualmente atentos a la presencia de Isabel Villalta y Raíz y Rama en la ciudad, apareciendo la noticia en todos los medios de comunicación, como son El Faro de Ceuta y El Pueblo, o realizando entrevista a la directora. Uno de ellos, en su caso digital, fue InfoCeuta, con cuyo director Luís Alvariñas y otro de sus colaboradores articulistas -como en ocasiones lo es quien está redactando este artículo, con temas de defensa democrática en Ceuta-, el profesor y filósofo Ramón Rodríguez, comimos y mantuvimos una sobremesa de entrevista grabada a la directora, que, conducida por el articulista nombrado, apareció publicada al día siguiente. “Raíz y Rama germina en Ceuta”.

Visitas relacionadas con la Docencia, UGT y PSOE

Para este colaborador, uno de los momentos más gratos de la visita a Ceuta fue entrar en contacto con mi antiguo Colegio, el “Lope de Vega”. Saludar a antiguas compañeras y compañeros docentes, entre ellos a la anterior directora, Victoria Gómez, la secretaria María José y la jefa de estudios Ana González, y apreciar que el colegio, con el nuevo equipo directivo, sigue respondiendo con eficacia a los retos educativos, así como, en la actualidad, a la situación de pandemia que estamos padeciendo para evitar contagios, fue una de mis mayores satisfacciones. No hay duda de que, con las medidas fielmente seguidas que impone la situación epidemiológica y los desafíos educativos llevados con rigor en este Centro, sus alumnos tienen garantizada la salud y el aprendizaje.

En la visita fuimos recibidos muy cordialmente en su despacho por su nueva y joven directora, Angelina Atienza, donde tras departir libremente, Isabel Villalta informó de su publicación y dejó un ejemplar firmado para el fondo de su biblioteca. La directora del Centro le ofreció el libro de firmas para que dejase su impronta y firma en una de sus páginas. Esta fue, en general, una visita que agradó a la directora de la revista, como así me lo manifestó, y que a mí particularmente, insisto, me produjo emoción y muy buenos recuerdos.

En la sede de la UGT, organización histórica del mundo sindical, del que este redactor es militante desde hace muchos años, nos recibió en su despacho su Secretario General, Juan Carlos Pérez, quien nos atendió con mucho respeto y receptividad. Departimos muy cordialmente sobre el presente y la historia de UGT en la Ciudad Autónoma y, este digno Secretario General, para reivindicar su importancia en favor de los trabajadores, nos dijo, entre otras cosas, que está recopilando documentos antiguos, como lo son fotos históricas, las que ya se exponen en las paredes de su despacho. Adquirió para este organismo, una de cuyas ramas es la Federación Estatal de Trabajadores de la Enseñanza (FETE), varios ejemplares,y el representante de esa rama sindical, Paco Lobato, muy cordialmente nos atendió y facilitó nuestra entrevista. En el despacho de la dirección, Isabel tuvo la cortesía de recitar uno de los poemas de su libro El dolor de la música, (Llanura, 2017), cuyo tema es, en un recorrido por la historia de España desde la memoria de su niñez, el dolor de la posguerra, la ilusión de la llegada de la democracia y las posteriores ofensas, ya en este tiempo de libertades, a la justicia social y laboral de los españoles, en la búsqueda de una música curativa.    

En la Asamblea Autonómica, o Ayuntamiento de Ceuta, visitamos a mis compañeros del PSOE, Sumaya Ahmed, diputada, y Rafael García, asesor, partido que representa en la oposición también a la ciudad y al que igualmente pertenezco desde hace mucho. Mantuvimos una cordial entrevista y actualizamos los problemas y retos políticos que existen en la actualidad en la ciudad y su vida institucional. Al hablarles de nuestro cometido en la ciudad, en busca de esa unidad y entendimiento que se le puede presentar a un ayuntamiento complejo como es el de Ceuta, muy agradecidos y colaboradores con nuestra decisión de ir hasta este extremo de España para dar difusión a la revista, compraron unos ejemplares de Raíz y Rama, uno de cada colección cada uno. Nos tomamos una foto de recuerdo.

Mi contacto personal con antiguos alumnos de las Aulas de Adecuación Curricular

Si algo satisface a un docente tras jubilarse de su trabajo es comprobar que sus alumnos se encuentran bien y les va del mismo modo en la vida. Es lo que me sucedió durante el encuentro que, previa cita, quise tener con los que les fuera posible asistir. Ivan Nordin y Mohamed Samir vinieron a la cita. Hace 20 años que tuve el honor de darles clase con un grupo más de compañeros suyos, una experiencia que no fue fácil pero que no olvidaré nunca. En esa experiencia me acompañó un equipo de profesionales de los que también me siento orgulloso, entre los que están dos de mis mejores amigos, Jose y Juan Antonio, con los que también me encontré esa misma noche. Los muchachos, ya hombres, me invitaron a merendar en una cafetería de la barriada de Benzú, en un sitio especial junto al mar, cerca de una mezquita y de la segunda frontera de Ceuta.

En un ambiente natural de libertad y de plena confianza recordamos y compartimos datos familiares, profesionales y personales. Los vi felices y fue lo más importante para mí. Me ofrecieron todo lo que tenían, especialmente su amistad y agradecimiento por querer verme con ellos. Yo le hice dos regalos, unas pastas de mi pueblo para tomar el té o el café y a cada uno dos ejemplares de la revista que estábamos promocionando en Ceuta, una de cada colección. No miento si digo que de todas las revistas entregadas fueron las que vi hojear con mayor interés; me dijeron que debían ser muy importantes para habérselas regalado, lo que así les afirmé; y me prometieron que las guardarían como algo especial y se las entregarían también a sus hijos.

Ivan y Mohamed utilizaron un buen vocabulario para al referirse al tema de los valores humanos y sociales. Eso viene a corroborar algo fundamental en la importancia de la Educación y que, humildemente, está al margen de lo que personalmente pude hacer yo siendo su maestro y lo que sucedió en este encuentro, pasado tanto tiempo. Nunca, ni en las más difíciles circunstancias, hay que renunciar a que cualquier alumno pueda desarrollar sus capacidades potenciales, que, si es necesario, pueda cambiar su comportamiento y llegue a convertirse en una persona más libre, noble y auténtica. Es lo que, estoy seguro, hace cualquier docente. Da la coincidencia de que Raíz y Rama es lo que pretende en sus dos colecciones, el hecho de que a través de la escritura, en palabras de Isabel Villalta, se busquen la autenticidad, belleza y nobleza que tienen las cosas.

Visita a la barriada del Príncipe

Esta decisión también tomada de antemano fue especial. La cita para quedar con un amigo que allí conservo, Adil, y que con otros vecinos comprometidos con la mejora de esta barriada, peculiar por su mayor población musulmana y en situación física de frontera con Marruecos, así como por su relevante abandono institucional, y nos llevaran en un recorrido por la barriada, nos hablaran de ella, con la posibilidad de tomar té en un local como uno de los ritos musulmanes más fraternales, nos produjo a Isabel, Antonio y a mí el mayor impacto.

Adil es senador, que desempeñó su función política después de las elecciones generales de 2019. Él nos estuvo guiando con otros amigos y compañeros suyos por las calles de esta singular barriada. Inmediatamente empezamos a conocer a más ciudadanos y, entre todos, uno en especial, Yasir. Este joven hombre es presidente de una asociación de vecinos. Es combativo en la petición de mejoras democráticas para la barriada, un socialista convencido que ha contagiado a los residentes, y en nosotros vio “luz”, como él mismo expresó, para que difundiéramos las evidentes carencias en que se encuentra la colonia y la demanda que hacen, en su nombre, sus ciudadanos. Especialmente vio un potencial admirable en Isabel Villalta, por la que todos expresaron devoción al conocer su obra y escuchar sus lecturas y diálogos entre todos. Yo, humildemente por mi parte y fiel defensor del importante papel que está teniendo la Unión Europea en la gestión de esta pandemia, así como de los valores socialistas en el apoyo a todas las clases sociales, les di esperanzas frente al futuro inmediato, una vez que lleguen todas las ayudas aprobadas por la Eurocámara para afrontar la situación de crisis provocada por el Covid.   

Una vez que recorrimos las calles, donde pudimos comprobar las importantes deficiencias en infraestructuras, pavimentación, limpieza, calles tortuosas, determinadas viviendas que no reúnen condiciones de habitabilidad, un cableado urbano con tendido peligroso; observar que se respira un aire de solidaridad entre todos los vecinos de la barriada, que Yasir es un guía para niños jóvenes y mayores y que algo mágico y especial se respira por las calles y rincones de esta barriada, necesitada de atención eficiente de los gobernantes, y detenernos finalmente un breve rato para tomarnos una foto de grupo en la sede del PSOE, nuestros nuevos amigos nos acogieron en un local privado, sede de la Asociación de Vecinos que preside Yasir, con reposo y mucha elocuencia y dinamismo en los temas tratados por todos.

Nos sirvieron un rico té con sabor a hierbabuena y una bandeja de pastas, a las que sumamos las que traíamos para ellos de nuestro pueblo, las de almendra de Martín de la Leona de Membrilla. Adil y Yasir o este mismo que escribe, con respeto y coherencia y en Yasir además con mucha contundencia, expresamos nuestra opinión y nuestras percepciones sobre aspectos de la política y los políticos o sobre el papel de la Unión Europea, que como es evidente está dando lo mejor en la presente situación pandémica.

En el trascurso de la reunión Isabel, además de recitar algunos poemas, firmó un ejemplar de Raíz y Rama-Noches Estivales como obsequio a Yasir. La madre de este joven defensor de derechos para su pueblo y su barriada, Guita, junto a su nuera Nieves, se sumó casi al final a la reunión. Esta mujer es otra persona luchadora por los derechos que como sociedad española tiene esta amplia población cultural a la que pertenece junto a su familia. En su recíproca admiración y su generosidad, tras la importante reunión nos invitó a cenar la noche siguiente.

La hospitalidad empezó a circular desde el momento del encuentro. Esta primera tarde, cuando habíamos llegado en taxi a la barriada, nos reportaron a la noche a nuestro hotel en el centro de Ceuta en su propio coche, el de otro gran joven hombre entre los amigos y compañeros, Fouadus, y acordaron con nosotros la hora en que nos recogía en el mismo lugar el día siguiente.

Así lo hizo este amigo. Cuando llegamos, allí estaban para recibirnos y nos llevaron a casa de Guita, donde también vive Yasir con su mujer, Nieves, una guapa gitana de Algeciras. En un elegante salón oriental, rodeados de Adil y de otros amigos y familiares, nos sirvieron una exquisita cena. Nos sentimos muy alagados. Departimos de todo, de nuevo, durante la cena, siempre con la voz preponderante y también afectiva de Yasir. Finalizada la cena Nieves nos sirvió el té, realizado con el rito maestro, elevando el chorro de la tetera. Después de tomarlo tranquilamente, pidieron a Isabel Villalta en adquisición ejemplares de la revista, así como uno de los libros personales que la escritora aportaba en el momento, el referido El dolor de la música. Ella les ofrecía éste como regalo, pero también quisieron pagarlo, negando con energía por dos veces tomarlo gratuitamente porque consideraban que debían abonarlo como un preciado bien. Esta era una muestra más de la extraordinaria generosidad de esta familia, de todas estas personas. Y no solo terminó así la velada: Guita hizo al final un regalo extraordinario a Isabel, en un exquisito gesto hacia su persona; un precioso estuche que contenía un vestido largo delicadamente bordado y un perfume. Isabel, como manifestó, se sintió abrumada con tan singular reconocimiento entre nosotros.

De verdad, no se puede estar mejor recibidos ni nadie se puede imaginar la enorme humanidad y gusto que pueden poseer personas a las que no conocías dos días antes. El impacto tenía su causa. Sin temor a equivocarme, estimo, una vez pasada la experiencia, que las dos reuniones con esta familia del Príncipe han sido unas de las más importantes a las que he asistido durante mi experiencia de contacto con el norte de África y de este singular barrio ceutí, y he comprendido mejor la función determinante de la política y los políticos y de la Unión Europea en su colaboración con África y barriadas como el Príncipe, sin causa marginada de la eficacia democrática.      

Visita al Consejero de Educación y Cultura del Gobierno de la ciudad

A última hora de la mañana del viernes, 9 de octubre, cuando ya dábamos por imposible hacer una visita institucional al presidente de la ciudad, don Juan Vivas, nos indicaron la posibilidad de visitar a don Carlos Rontomé, Consejero de Educación y Cultura. Nos recibió en su despacho, hecho que agradecimos, sobre todo por lo avanzado de la hora y por fin lograr que nos escuchara un alto representante del gobierno de la Ciudad Autónoma. El diálogo es un elemento esencial de la unidad, la que rige este año de epidemia global el tema de la revista Raíz y Rama, como se está evidenciando en este artículo, y no podíamos dejarlo al margen entre todos los representantes de la política de Ceuta.

El señor consejero nos recibió muy cordial y nos escuchó amablemente y con atención. Le comunicamos el motivo de la visita a Ceuta, la unidad y la divulgación cultural y de valores humanos y sociales de Raíz y Rama y cómo la revista había llegado a todos los estamentos de la ciudad.

Aprovechamos para manifestarle la problemática que habíamos visto en la barriada el Príncipe y la necesidad de abordar sin reservas sus necesidades por la institución política suprema. Entendemos las dificultades administrativas por las competencias y que Ceuta es una ciudad fronteriza, pero no por ello se deben abandonar sus derechos a tener unas instalaciones dignas, donde su población no corra peligro por importantes carestías urbanas, de infraestructuras, higiénicas o de recreo, y mejoras necesarias en todos los órdenes, que se necesitan en paralelo con el nivel de esta cuidada ciudad autónoma. Es un modo de que la población viva sintiéndose considerada y de que no se produzcan peligrosos rechazos de convivencia.

Aquí tenemos una razón por la que Isabel planteó a sus colaboradores el tema de la unidad como centro de interés en el último número de la revista que dirige, reunida y editada durante el Estado de Alarma y el confinamiento en la primavera pasada. Es necesaria la máxima coordinación de las instituciones para que este asunto de desigualdad del barrio el Príncipe o los que se han producido a nivel nacional o mundial durante la situación pandémica, sean vencidos con el compromiso igualitario por parte de todos los gobernantes, sea cual sea su ideología.

Isabel Villalta informó, de forma concisa por las horas que eran, pero de manera eficiente como sabe hacerlo, de los objetivos de la publicación Raíz y Rama y de cómo nosotros, por nuestra cuenta, habíamos viajado a Ceuta, como seguiremos haciéndolo a otros lugares, para aportar valores solidarios y culturales. Ofreció, como no podía ser de otra manera, la revista para que la Consejería adquiera unos ejemplares para las dos bibliotecas públicas de Ceuta y para donde consideren. El señor consejero, don Carlos Rontomé, tomó nota de su teléfono y de la editorial Sial Pigmalión, que se hace cargo de su edición, y se comprometió a hacer efectiva la petición de la escritora.

Conclusión       

Ceuta es un cruce de culturas donde se puede aprender mucho de su pasado, de su historia y de su presente que son los nuestros. Todo ello se puede ver en sus calles y sus museos, como el de la Legión, que nos mostraron entero y donde Isabel dejó como obsequio un ejemplar de la revista; Ceuta ciudad única y bella en sus restos arqueológicos y arquitectónicos o sus modernos edificios, en sus murallas defensivas o en sus jardineras urbanas llenas de flores frescas, en el hermoso edificio del Casino Militar que también nos abrieron gentilmente; Ceuta, forma orográfica de ocho y su istmo la perla, en su alegre bullicio por calles y plazas llenas de luz y brisa marina y sonidos de gaviotas, y con barriadas que, aunque llenas de magia y mucho calor humano, precisan abrazos.

Al final de la visita a Ceuta pudimos comprobar cómo la escritora, investigadora y poeta había llegado a todos los rincones de la ciudad con su publicación, Raíz y Rama, una revista llena de fuerza y de interés, de belleza y de variados y ricos contenidos, formato y volumen de libro y fotos e ilustraciones. Ella siempre hace referencia a sus colaboradores, al mérito de sus plumas, por lo que, también, dice, la revista ha adquirido su prestigio y reconocimiento. Una obra llena de chispazos de luz.

Ojalá que esta obra y este afán suyo y nuestro, quienes tenemos la suerte del reconocimiento y la invitación de Isabel, contribuya a la mejora en lo que quepa de las condiciones culturales, educativas o institucionales a través de la unidad y el compromiso con todo aquello que lo necesita y merece, como ahora en este maravilloso enclave del Mediterráneo en el norte de África, una parte tierna y hermosa de España.

En la revista y su presentación nos hemos hecho eco de todos los esfuerzos y contribuciones a quienes han trabajado por la unidad, de todos los que han demostrado con hechos lo que es y significa la solidaridad, de quienes han colaborado en hacer más grande a España en las circunstancias presentes. De estos valores también hemos podido escuchar sobre su acción, durante estos días en Ceuta, en todos los profesionales y organizaciones relacionadas con la sanidad, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Ceuta en la Operación Balmis, con las Fuerzas Armadas y los trabajadores esenciales o el sistema educativo. Y una mención especial y felicitación a la Legión, no solo por la labor realizada en Ceuta durante el Estado de Alarma, sino por la celebración este 2020 de su centenario.  

Hemos regresado de Ceuta con muchas gratitudes, de una de las ciudades más bonitas de España a la que deseamos el mejor futuro, y con el deseo de poder volver a visitarla.

Quiero, finalmente, en mi persona, tener un saludo muy especial para mi amigo Carlos Bringas, ceutí al que, por motivos de agenda llena, no he podido ver en este viaje. Él, como muchas otras personas y colaboradores que sería ya largo citar aquí, ha hecho todo lo posible porque este viaje y su cometido se hiciera realidad. Gracias, como siempre, amigo. Espero que nos podamos ver en el próximo viaje.

Comentarios
Raíz y Rama e Isabel Villalta inundan Ceuta
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW