Tras la victoria ante el Arcos, queda la lucha abierta hasta un segundo puesto al que aspiran ahora mismo hasta siete equipos.

(0-2) / (5-1) El Ceuta sale vivo en una semana complicada y sigue metido de lleno en la lucha

La derrota del pasado viernes ante el Betis parecía dejar bastante tocado al conjunto caballa, que ve ya muy complicado alcanzar el primer puesto.

(0-2) / (5-1) El Ceuta sale vivo en una semana complicada y sigue metido de lleno en la lucha
photo_2020-03-03_00-38-43

2018110517592656400

La Agrupación Deportiva Ceuta deja atrás una semana complicada, en la que debió disputar dos encuentros en apenas 46 horas, con la dificultad añadida de la plaga de lesiones que lleva arrastrando el conjunto caballa, prácticamente durante toda la temporada.

Betis Deportivo y Arcos CF eran dos pruebas de fuego bien distintas en las que los hombres de José Juan Romero debían y tenían, que dar un golpe sobre la mesa que les metiera en la lucha por todo, pero se torció a la primera de cambio.

El Ceuta no pudo aprovechar la ventaja de disputar los dos encuentros en casa, ante su afición y salió bastante trasquilado del primero, ante un líder que sí dio ese puñetazo sobre el resto de equipos.

El grupo esta temporada está bastante igualado, podríamos decir que el más igualado de los últimos años, tanto por arriba como por abajo, lo que está provocando continuamente tropiezos de los favoritos para hacerse con un puesto para las eliminatorias de Play Off.

Los conjuntos de abajo, luchan por la salvación, están mordiendo y compitiendo hasta más no poder y eso está provocando la igualdad reinante, hasta tal punto que, del segundo clasificado, el Ciudad de Lucena hasta el octavo que es el Sevilla “C”, solo haya cuatro puntos de diferencia.


El análisis 

AD Ceuta-0 Betis Deportivo-2 / AD Ceuta-5 Arcos CF-1



Jornada 27. 665AD Ceuta-0 2099 Betis Deportivo-2


Llegaba el Ceuta al encuentro ante el líder Betis Deportivo con la ilusión y las ganas de engancharse a la lucha por el primer puesto, aunque lo hacía muy mermado por las bajas.

Las ausencias de Jalid, Álex Sánchez, Guti, Ismael César, Ezequiel y Sufian, añadidas a que tanto Julio como Ismael Maruja, que iba infiltrado, no se encontraban en óptimas condiciones ya que estaban recién salidos de sus respectivas lesiones, hacían presagiar que el duelo no sería todo lo igualado que debiera.

El conjunto caballa tenía la obligación de ganar tras el traspiés inesperado en Córdoba el fin de semana anterior y mostrar su imagen habitual, sobre todo como local , de equipo electrizante, ofensivo, dominador del juego, pero el duelo llegaba en un ambiente enrarecido, sobre todo con lo acontecido sobre la negativa de los verdiblanco a adelantar el partido un día, la hora finalmente fijada con el descontento tanto del club como de la afición caballa, que en nada benefició a los hombres de José Juan Romero.

photo_2020-02-29_00-08-08

 

El once

El técnico gerenense tuvo que hacer encaje de bolillos como pudo para poner en liza un once inicial que fuese lo más idóneo posible a la trascendencia y dificultad que el encuentro entrañaba.

La presencia de “Gato” Romero en portería era clara, pero debía engranar diez jugadores más y un sistema de juego.

El técnico quiso repetir lo que tan bien le fue en la segunda parte del encuentro ante el Utrera, con una defensa de cuatro con Chakir y Juanan en los laterales y Víctor Y Pozo en el centro de la zaga.

El centro del campo estaría comandado por David Castro, esta vez acompañado de un recién recuperado Julio, con Carracedo y Nané en los extremos, Polaco de enganche y Cristo en punta.

Pero la cosa no salió como esperaba el gerenense. La baja de Ismael César se está haciendo notar bastante, sobre todo por el centro o esa banda izquierda, que pierde profundidad sin él.

Primer tiempo

El Betis saltó al césped del Murube con las ideas muy claras y desde el inicio se hizo con el control del juego.

Sin ocasiones por parte de ambos conjuntos, se veía que el filial se hacía cada vez más con la posesión del balón y todo empezaría a irse al traste a partir del minuto veinte.

Se empezaría a ir al traste porque un balón que recoge David Ramos cerca de la medular, tras avanzar varios metros sin oposición, lo coloca en la escuadra de la portería de un Romero que de nuevo se vio sorprendido al estar adelantado.

Mazazo del Betis que se vino arriba y duro golpe para el cuadro caballa, que a partir de ahí empezó a ir sin rumbo en el partido, a hundirse poco a poco.

José Juan Romero, decidió en ese momento cambiar el dibujo táctico a un 4-4-2 sorprendiendo con la colocación de Carracedo en el lateral derecho, y Chakir por el centro, con Nané y Cristo en punta. Grave error, Carracedo estuvo muy perdido, Chakir no podía por el centro y se empezaba a mascar la catástrofe.

Más aún cuando un penalti poco antes del descanso de Pozo sobre Robert ponía el cero a dos, obra de Mizzian y los pitos comenzaban a sonar desde una grada que se temía lo peor.

photo_2020-02-29_00-08-19

Segunda mitad

La segunda parte continuó con la misma tónica y nada cambió. El Betis dominaba, el Ceuta no estaba en el partido, seguía sin presentarse y era prácticamente irreconocible.

Los jugadores no eran capaces de hilvanar jugadas de ataque, de salir con el balón jugado, se veía unos jugadores atenazados, temerosos, sin garra, sin fuerzas para dar ese arreón que les caracteriza cuando las cosas se ponen feas, pero el Ceuta no apareció.

Ni un solo tiro a puerta, ni un solo ¡¡¡uy!!! Desde la grada, nada de nada y lo que es peor, el Betis atacaba y tenía sus ocasiones para aumentar la ventaja, pero un acertado Romero lograba desbaratarlas.

Volvió a cambiar el dibujo el José Juan ya en un intento a la desesperada con un 3-5-2 con Maruja, que había entrado en el 44’ por Julio, por la banda izquierda y Carracedo de nuevo a su posición de extremo, pero hoy no era el día, hoy el Ceuta no estaba y esto provocó más espacios que el filial verdiblanco pudo aprovechar pero que gracias a un inspirado “Gato” Romero, no convirtió el marcador en una dolorosa goleada.

El Betis Deportivo, el líder, le daba un baño en todos los aspectos a un Ceuta completamente irreconocible, que quedaba fuera de los cuatro primeros clasificados y que debía reponerse de este duro golpe en menos de 46 horas, para volver a disputar un nuevo encuentro más trascendental si cabe aún.


Jornada 28. 665AD Ceuta-5 242Arcos CF-1


Lo decía el técnico José Juan Romero tras el encuentro “no era un partido fácil, sobre todo en lo anímico”.

Cierto que el rival no era ni mucho menos del mismo empaque que el filial verdiblanco, pero había que volver a lo que realmente es el equipo.

Prácticamente con los mismos efectivos que 48 horas antes, con la ausencia de Maruja y la entrada en la convocatoria de Ismael César y Ezequiel, aunque sin estar ambos al cien por cien, afrontaba el técnico gerenense el duelo, con la misión de recuperar las buenas sensaciones y el rumbo del equipo, el buen juego y la reconciliación con la afición.

Casi los mismos efectivos

José Juan Romero apostó en esta ocasión por el 4-4-2 desde el inicio, con Benji en el lateral derecho, Chakir en el izquierdo a pierna cambiada, repitiendo pareja de centrales con Víctor y Pozo, David Castro en la manija junto a Polaco, Carracedo y Julio por banda y Camps y Pliego en ataque.

photo_2020-03-01_20-35-42

Primer tiempo

Y el equipo saltó al césped totalmente mentalizado y con las ganas de dar una imagen completamente distinta, la imagen que están acostumbrados a dar y lo consiguieron.

Los primeros diez minutos fueron de acoso y derribo por parte de los caballas, que ni si quiera dejaron a los arcenses colocarse sobre el terreno de juego.

David Camps a centro de Carracedo está a punto de hacer el primero a los 50 segundos, más tarde un córner botado por el propio Camps lo cabeceaba Víctor que se encontraba con una gran parada de Barroso, un centro de Benji lo mandaba fuera por muy poco el delantero balear y Benji enganchaba una gran volea que se encontraba de nuevo con otra gran parada de Barroso.

Nadie daba crédito, nadie entendía por qué este mismo equipo había dado una imagen tan mala y pobre 48 horas antes.

El Ceuta siguió dominando el encuentro y fruto de ello llegó el primer gol en un disparo desde la frontal de Carracedo, que llega a David Castro y este dentro del área chica desvía de tacón batiendo al meta visitante.

Se ponía por delante el conjunto caballa y se hacía justicia en el marcador, ante la avalancha de ocasiones creadas sobre la meta de Barroso.

El Ceuta pareció soltar un poco el pie del acelerador, más que nada para ver de que era capaz o con que intenciones venía el Arcos, pero minutos después lo volvió a intentar Benji con un disparo alto y Chakir con un remate desde la frontal que de nuevo desbarataba un gran barroso con otra fenomenal parada.

photo_2020-03-01_20-35-47

Segunda parte

La segunda mitad fue demoledora por parte del cuadro caballa de cara a gol. Los hombres de José Juan Romero estuvieron más acertados o un Barroso que en la primera parte evitó la goleada, no pudo contener más las envestidas locales.

Con unos primeros minutos de poco juego, poco movimiento en ataque, una gran internada del mejor del partido, Pliego, acabaría con pase casi de la muerte para que David Camps ampliara la ventaja.

El partido se empezaba a decantar del lado caballa y el Arcos que quiso lanzarse al ataque para intentar acortar distancias, terminó escaldado.

Los arcenses decidieron salir y buscar el gol, dejando espacios del centro del campo hacia atrás que el Ceuta aprovechó para machacar el partido.

En apenas tres minutos, los visitantes se encontraron con un cuatro a cero en contra, al sufrir la contra demoledora del conjunto caballa.

Primero con un balón hacia la línea de fondo al que llega Benji, que la coloca entre el punto de penalti y el área chica para que Cristo, que había saltado al terreno de juego en sustitución de Polaco, sorprendiera y de cabeza, superara a barroso por alto, poniendo el tercero.

Pero es que un minuto después, sin tiempo para respirar, un balón en largo de Camps para el toledano, termina con derribo del meta sobre el propio Cristo dentro del área, penalti que lanza David Castro a lo Panenka y pone el cuatro a cero.

En un abrir y cerrar de ojos el Ceuta dejaba el partido más que sentenciado, aunque aún habría tiempo para el gol de la honrilla visitante de Rafa a diez minutos del final y la guinda por parte del conjunto caballa con el gol que cerraba la goleada en una gran jugada de Pliego que se planta ante Barroso, no logra batirlo con su disparo y el rechace lo aprovecha de nuevo David Camps para lograr el segundo en su cuenta particular.

La Agrupación Deportiva Ceuta deja atrás una complicada semana y ya solo le queda empezar a pensar en el próximo compromiso ante el Conil CF en el Pérez Ureba.

 
 

Comentarios
(0-2) / (5-1) El Ceuta sale vivo en una semana complicada y sigue metido de lleno en la lucha
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW