Marina Hércules cuenta la historia de cuatro franceses a bordo del “Melibokus”

Marina Hércules cuenta la historia de cuatro franceses a bordo del “Melibokus”

Con motivo de la celebración de FITUR, desde el puerto deportivo de nuestra Ciudad, Marina Hércules deja constancia que, entrar por su bocana a vela o a motor es una de las fuentes turísticas más importantes para Ceuta.

Son muchas las embarcaciones de tránsito que amarran en sus pantalanes durante el año: irlandeses, ingleses, o polacos han podido gozar de todo lo que Ceuta ofrece. Casi siempre, son visitantes que su parada en la dársena ceutí es por motivos de descanso o reparaciones técnicas. No obstante, cuando ponen pie en tierra caballa, esa estancia prevista de pocas horas suele convertirse en varios días de verdadero turismo.

Marina Hércules dice que, tenemos la posibilidad de hacer de Ceuta un destino turístico real, no sólo un lugar a descubrir por casualidad, y que, este tipo de testimonios lo confirman. “Hagámoslo entre todos”.

Esta vez, Marina Hércules quieren dar a conocer la historia de Damien Eckert, Charlotte La Fay, Yann Lenzen y Pierre Fergon: cuatro amigos franceses, tripulantes del “Melibokus”.


Desde Marsella hasta las Antillas Francesas


Su gran aventura, planeada durante un año, les ha traído hasta aquí. Partidarios de fomentar maneras ecosostenibles de viajar, han decidido emprender una ruta con su velero, desde Marsella hasta las Antillas Francesas. En las millas que llevan navegando, han podido contemplar la belleza de las islas Baleares, pernoctando en el puerto deportivo de Sóller o disfrutar del entorno de la ciudad de Cartagena. Han podido también mezclarse con nacionales británicos en Gibraltar, y ahora, sólo por la necesidad de refugiarse de vientos y corrientes, están teniendo, tal y como han comentado personalmente, una maravillosa experiencia en la Perla del Mediterráneo.

Tal ha sido su sorpresa, que el breve tiempo que debía transcurrir para que amainara el temporal, son ya cinco días de paseo por nuestras calles, admirando su riqueza arqueológica y cultural. Cinco días de reportajes fotográficos de nuestras magníficas vistas y de deleite de sus paladares con nuestra fantástica gastronomía. Cinco días que siempre quedarán en su diario de a bordo.

A estos encantadores visitantes, muy agradecidos además por el servicio que han recibido por parte del equipo de Marina Hércules, “les deseamos la mejor de las suertes en su viaje, que prosigue rumbo a Tánger”.

Comentarios
Marina Hércules cuenta la historia de cuatro franceses a bordo del “Melibokus”
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW