Vivas: “Ceuta no puede ser un pasaporte verde a la península, ni una ciudad presidio”

Vivas: “Ceuta no puede ser un pasaporte verde a la península, ni una ciudad presidio”

El presidente de Ceuta Juan Vivas, afirma que la presión migratoria en la ciudad es insostenible, poniendo un ejemplo comparativo de lo que soportaría proporcionalmente el resto de España con respecto a la ciudad, seria de medio millón de MENA.

El mandatario ceutí, ha señalado que la Ciudad está actuando con dispositivos de emergencia, -tras la gran avalancha del 17 y 18 de mayo- para estancias no prolongadas, las cuales irían en detrimento y precariedad del menor.

Vivas ha advertido que Ceuta no puede ser un pasaporte verde a la península o un efecto llamada o una ciudad presidio.

El presidente en el tema de la repatriación lo tiene claro, ejemplo de ello son los anclados en Ceuta por el cierre de la frontera y en el caso de los menores es un retorno asistido que viene de un acuerdo con Marruecos y no está recogido en la Ley de Extranjería, de ahí el termino de repatriación, que “así ha entendido la justicia”, de ahí vino la suspensión de las repatriaciones por la titular del Juzgado número 1 de Ceuta. Hay que tener en cuenta que los menores están protegidos por la legislación nacional y también por la de Marruecos.

Vivas ha dado a entender que, el retorno asistido es un acuerdo (basado en el acuerdo de Rabat) entre dos países, “Marruecos no es ningún país fallido, no está en guerra y tiene suscritos todos los convenios internacionales que existen de cara a la protección del menor”. Marruecos quiere que sus menores retornen, que menos es que se le facilite entre dos países que son frontera. Tampoco hay que convertir una situación excepcional con lo ordinario. O confundir una situación extraordinaria en crónica, concepto que parece que lo hacen algunas ONG, aparte se tiene que ver la capacidad de Ceuta y hasta donde puede llegar. “Donde está el límite. Ceuta no puede asumir toda la pobreza infantil de Marruecos”, así lo ha matizado el presidente Vivas que tajante ha subrayado que, “los niños tienen que estar con sus familias”. También recalca que:

“Repatriación, no entendíamos que el menor volviera a su casa por repatriación que entendemos como de mas envergadura; mejor retorno asistido. No es lo mismo estar regado y ahí que repatriarlo, que alguien que llego de aquella manera y una vez que se ha comprobado que no forma parte de ningún colectivo vulnerable pues retorna a su país”.

Hay unos 700 menores que están en Ceuta, Presidencia, Área de Menores y delegación del Gobierno, preparan los informes para su repatriación, los cuales sin especular poniendo una fecha estarán listos en un mes o, mes y medio, aseguraba el presidente, el cual cuenta con un refuerzo jurídico del Estado importante.

La Ciudad ha contratado servicios por tres meses, de doce trabajadores sociales y ocho traductores, uno por la bolsa de trabajo de la Ciudad y el otro a través de Tragsatec, para en un mes tener hecho toda la redacción de los dictámenes con toda la información posible de los menores.

Cuando se tengan los informes de España y el que se requiera de Marruecos, se verá la circunstancia de cada uno, y se decidirá si el menor se reagrupa o pasa a los servicios de protección de Marruecos. Después de la opinión del Ministerio Fiscal y escuchar al menor, y velando por sus intereses, volverán a su país de origen, o quedarán en España o pasarán a ser reagrupados familiarmente en un tercer país.

Sobre el tema de externalización del Centro de Realojo Temporal de la Esperanza, Vivas dice que hay que trasladar allí los menores que están en las naves provisionales de EL Tarajal, por ello desde el primer momento a estos los han atendido servicios externalizados como SAMU y otros.

Con respecto a las instalaciones militares, se está en conversaciones, pero Vivas matiza que, tener la instalación no es suficiente, hay que adecuarla.





 

Comentarios
Vivas: “Ceuta no puede ser un pasaporte verde a la península, ni una ciudad presidio”
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW