Las mujeres son libres: sus sentimientos también deberían de serlo

Para la Plataforma es intolerable el auge del movimiento de extrema derecha y el blanqueamiento social de estos que, pretenden acabar con sus identidades y libertades. 

 

Las mujeres son libres: sus sentimientos también deberían de serlo
Elsa y Marcela
Elsa y Marcela

Tal día como hoy parece tremendamente importante visibilizar a las mujeres lesbianas de nuestra sociedad. Esas mujeres silenciadas y marcadas por los estereotipos. Esas mujeres que siempre existieron, pero jamás tuvieron su reconocimiento en la sociedad.
Hoy, y siempre, es el momento de aquellas mujeres que sienten sin miedo, sin represión y sin tabúes.

Por ello, desde la Plataforma LGTBIQ+ de Ceuta realizan las siguientes peticiones y reivindicaciones a nuestra sociedad, así como a las instituciones, entidades y asociaciones que participan en la lucha por una sociedad plenamente diversa.

En primer lugar, quieren señalar la desigualdad de oportunidades a la que se enfrentan cuando hacen referencia a la conformación de una estructura vital y familiar. “Nuestras vidas están completamente sesgadas por las diversas formas de desigualdad, abuso y discriminación que sufrimos las mujeres. En el caso de las parejas conformadas por dos mujeres, esta situación queda multiplicada”, lamenta la Plataforma.

Por otro lado, les parece intolerable el auge del movimiento de extrema derecha y el blanqueamiento social de estos que, “pretenden acabar con nuestras identidades y libertades individuales”.

La Plataforma LGTBIQ+ de Ceuta se manifiesta diciendo que:

“Las mujeres somos libres y, como tales, nuestros sentimientos también deberían ser libres. Nuestra labor es combatir los múltiples mensajes de odio e intolerancia que se producen hacia el colectivo LGTBIQ+, especialmente cuando hablamos de mujeres que son víctimas de nuestra sociedad machista y heteropatriarcal”.

Allá donde esté la Plataforma LGTBIQ+ de Ceuta, permanecerá la lucha de las mujeres. Mujeres sin miedo. Mujeres valientes. Por ti. Por ella. Por todas.


Por el Día de la Visibilidad Lésbica – 26 de abril- os recomendamos esta película en Netflix


Elisa y Marcela

Elisa y Marcela se estrenó en febrero en cines, por lo que si no pudiste verla esta es una ocasión perfecta para disfrutarla en casa.

Varios motivos hacen de esta película un título imprescindible. En primer lugar la garantía de calidad de la dirección de Isabel Coixet. Además, el hecho de que se basa en una historia real.

El film recrea la España del año 1885. Dos mujeres, Elisa (Natalia de Molina) y Marcela (Greta Fernández), se conocieron y se enamoraron al instante. La represión social motivó a una de las familias a alejar a su hija de este despropósito en pleno siglo XIX.

Al regreso de Marcela, ella y Elisa se comprometen a no separarse juntas. Para ello, deciden algo tan arriesgado como efectivo. Elisa desaparece un tiempo y vuelve disfrazada de Mario, quien se casa por la Iglesia (obviamente en aquella época) con Marcela.

El primer matrimonio homosexual se celebró en España el 8 de junio de 1901. Claro que ni el cura lo sabía. No os contamos más de la película, pero os la recomendamos, tanto por su trama, como por el acierto de Coixet en todo su metraje.

Comentarios
Las mujeres son libres: sus sentimientos también deberían de serlo
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW