La adaptación del Reglamento incorpora más Prestaciones Básicas

El Área se ha marcado como una de las prioridades reforzar el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad.

La adaptación del Reglamento incorpora más Prestaciones Básicas

Servicios Sociales está trabajando en la adaptación del actual Reglamento de Prestaciones Básicas. Ante las actuales circunstancias económicas y sanitarias, el Área se ha marcado como una de las prioridades reforzar el apoyo a las familias en situación de vulnerabilidad.

Por ello, se está preparando una actualización del Reglamento, que data de 2010, al objeto de incorporar nuestras prestaciones. Ente ellas, ayudas para quienes sufran enfermedades raras o para los celiacos. Asimismo, se pretende incluir nuevos supuestos de ayudas, como los ingresos familiares, el número de hijos, valorar si algún miembro de la unidad familiar tiene diversidad funcional o las familias monoparentales, para establecer el porcentaje a cubrir.

Otra modificación es incorporar el abono para los suministros (Agua, luz…) no vaya en función de las seis ayudas anuales, sino fijar un límite económico para abonar cuantos recibos sean necesarios en un año. Esto viene dado porque antes los recibos se pasaban cada dos meses, por eso marcaba el Reglamento seis, y ahora son mensuales o sea doce al año.

Por otro lado, Servicios Sociales ha marcado la modificación del Reglamento de Alojamiento Alternativo, que regula las ayudas económicas para sufragar un tanto de la cuota mensual de alquiler. Así como también a los usuarios que precisan de alojamiento de emergencia por diferentes motivos (derrumbe, incendios, inundaciones, desahucios…).

Las modificaciones se enfocarán en añadir el pago de la fianza a casos de falta de recursos para afrontarla, aumentando el tiempo de prestación, fijado en 60 mensualidades, en los siguientes supuestos:

- Unidad de convivencia formada por personas mayores de 65 y pensionistas.

- Unidad de convivencia en la que conste al menos un miembro con enfermedades raras o graves.

- Unidades de convivencia en la que la persona que trabaje tenga una discapacidad mayor del 65% que le incapacite a trabajar.

- Familias en grave situación de exclusión social y sin ingresos o insuficientes.

- Familias con precariedad económica y con personas dependientes a su cargo.

En ese apartado, el del tiempo de prestación, Servicios Sociales quiere introducir un periodo de carencia por el que los usuarios puedan volver a acogerse una vez transcurrido un periodo de tiempo determinado.

Por último, la Consejería trabaja también en la modificación de otro de los apartados del Reglamento con el propósito de que los beneficiarios de alquiler puedan solicitar otras ayudas.

 

Comentarios
La adaptación del Reglamento incorpora más Prestaciones Básicas
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW