La próxima búsqueda de fosas comunes será en el cementerio de La Línea

El Foro cree que en La Línea los fascistas asesinaron a más de 300 personas

Se calcula que más de 300 personas fueron asesinadas entre 1936 y 1939 en La Línea, una ciudad que entonces tenía 35.000 habitantes, en donde no hubo guerra civil.

El Foro cree que en La Línea los fascistas asesinaron a más de 300 personas

El Ayuntamiento de La Línea de la Concepción y el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar han convocado una reunión de familiares de personas desaparecidas o fusiladas por las fuerzas sublevadas contra la democracia durante la guerra de 1936 y 1939, y la posguerra.

Esta reunión se celebra el sábado 9 de octubre a partir de las 11.00 horas en uno de los salones del Palacio de Congresos y Exposiciones de esta ciudad.

El objetivo de la cita es informar a las familias sobre los sondeos y catas que un equipo de arqueólogos va a realizar en el cementerio municipal linense para localizar las fosas comunes en que eran enterradas las víctimas de los fusilamientos. Estos trabajos serán financiados por la Diputación Provincial de Cádiz y está previsto que se desarrollen este mismo otoño. Los sondeos tienen por objetivo excavar en el terreno e intentar y localizar restos humanos que demuestren la existencia de una fosa.  

El arqueólogo Jesús Román Román, con una amplia experiencia en exhumaciones desarrolladas en toda Andalucía, será el encargado de dirigir esta labor. Su trabajo se va a centrar en los lugares que señaló el georradar que en septiembre de 2020 como lugares donde pueden estar las fosas. Un equipo de investigadores del departamento de Prehistoria, Historia y Filosofía de la Universidad de Cádiz (UCA) fue el encargado de hacer estas prospecciones con georradar en terrenos del cementerio municipal que los testimonios orales indican como posibles lugares de enterramientos colectivos clandestinos.

Acompañarán al arqueólogo en esta reunión representantes del ayuntamiento linense y del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar. La Diputación de Cádiz también ha sido invitada a participar. Directivos del foro se reunieron la semana pasada con la concejala de Participación Ciudadana de La Línea, Ceferina Peño, que aseguró que personal municipal va a colaborar en las tareas previas a la reunión y en la localización e invitación del mayor número posible de familiares.

Se calcula que más de 300 personas fueron asesinadas entre 1936 y 1939 en La Línea, una ciudad que entonces tenía 35.000 habitantes censadas. Como en gran parte de Andalucía, en La Línea no hubo guerra civil. Sólo hubo una matanza perpetrada por militares contra civiles indefensos. Fue realmente un genocidio. Lo pusieron en práctica una banda de militares traidores al Gobierno elegido democráticamente y tenía un objetivo muy claro: Eliminar, borrar del mapa, e incluso del recuerdo, a las personas que, de una forma u otra, habían simpatizado con el proyecto de reforma agraria, laicidad, educación popular y libertad para todos que representaba la Segunda República. Los militares traidores y sus compinches falangistas eran los ejecutores, pero sus inspiradores fueron la oligarquía terrateniente e industrial, la aristocracia y la alta jerarquía católica. Era ésta una minoría prácticamente inexistente en La Línea, donde en las elecciones de febrero de 1936, las que dieron el triunfo al Frente Popular, el 90 por ciento de los linenses votó por esta opción de progreso y transformación.

El 19 de julio de 1936 varios centenares de linenses se congregaron junto al cuartel de Ballesteros, donde estaba el mando de la guarnición militar de la ciudad. El pueblo de La Línea expresaba así su solidaridad con los militares leales que en este cuartel habían derrotado a un grupo de conspiradores que intentó sumarse al golpe de Estado que el día antes habían dado en Marruecos y Canarias el general Franco y sus seguidores. Los concentrados seguían allí cuando llegó un grupo de tropas sublevadas desde Algeciras que inmediatamente empezó a disparar contra la multitud indefensa. Murió casi un centenar de personas y otras tantas resultaron heridas. Ellos fueron solo los primeros porque el resto del verano los fascistas fusilaban sin juicio previo todos los días. Obligaban a las víctimas a cavar sus tumbas en el cementerio y luego las fusilaban. A otras personas las llevaban a San Roque, donde eran asesinadas también en Sierra Carbonera o en las tapias del cementerio. Cientos, miles de personas huyeron en aquellos meses a Gibraltar para escapar a la muerte.

El Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar realizó en 2012 una amplia investigación sobre la guerra de 1936-39 y la represión franquista en la comarca. Este trabajo estuvo coordinado por el historiador algecireño José Manuel Algarbani y gracias a él se ha conseguido elaborar un listado de cerca de seiscientas personas fusiladas por las tropas franquistas en esta zona.

El Libro de Defunciones de este municipio hay un total de ciento cinco cadáveres sin identificar y ciento once con identificación. Estos enterramientos, que fueron efectuados entre julio y noviembre de 1936, eran ordenados por la autoridad militar de los sublevados. Los historiadores aseguran que los fusilamientos durante la época del terror caliente, en la que no se hacían juicios ni se registraban por escrito las órdenes de matar, fueron tantos que para saber la cifra exacta de los muertos hay que multiplicar por tres la conseguida por registros documentales. Por eso decimos que en La Línea los fascistas asesinaron a sangre fría a más de 300 personas.

Comentarios
El Foro cree que en La Línea los fascistas asesinaron a más de 300 personas
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW