¿Cuál es el precio de un árbol?

Esta carta va dirigida a quien corresponda la seguridad de nuestros montes, ha puesto precio a ellos, cuánto vale un árbol. Nosotros los bomberos le vamos a explicar lo que valen nuestros montes. Aquellas áreas en las que la frecuencia o virulencia de los incendios forestales y la importancia de valores amenazados hagan necesaria medidas especiales de protección contra incendios, podrán ser declaradas zonas de alto riesgo de incendio, conforme a lo establecido en el artículo 48.1 de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de montes, correspondiéndole a las comunidades autónomas la declaración de alto riesgo y la aprobación de sus planes de defensa. Por Resolución de la Consejería de Medio Ambiente de fecha 9 de septiembre de 2005, publicada en BOCCE Nº 4.463, de 23 de septiembre de 2005, se declara zona de alto riesgo de incendio la zona designada como LIC-ZEPA (Calamocarro).

Es importante tener en cuenta que la zona LIC-ZEPA Calamocarro es una zona de elevado valor ecológico, incluida en la lista de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica mediterránea, por decisión de la Comisión Europea de 92/43/CEE, lo que deriva en la obligación de garantizar la adopción de medidas especiales para contribuir a garantizar la seguridad en el mismo.

Por las características topográficas, la cantidad de vaguadas que favorecen al fuego junto con los fuertes vientos que azotan nuestra ciudad, es la combinación perfecta para el desenlace fatal. Una de las maneras para frenar los posibles conatos es la pronta respuesta teniendo un retén in situ, lo que baja en un 70 por ciento la posibilidad de convertirse en un gran incendio. No sé en qué informe técnico se apoya la dirección, pero desde el punto de vista de Bomberos es fundamental el factor tiempo, como se lleva haciendo en años atrás donde se atajaron conatos, que podrían haber sido detonantes de grandes incendios. La labor de vigilancia y coordinados con Bomberos es realizada por OBIMACE desde hace ya años, ahora habrá más gente vigilando, pero la solución del posible conato pasa por la rapidez y atajo del incendio in situ. Los retenes de incendios son de contención y extinción de incendios y los únicos que por tanto que pueden intervenir. El sistema de vigilancia e intervención rápida es un pilar fundamental de la protección contra incendios forestales, y así ha sido entendido por la Ciudad con el establecimiento de retenes hasta la anualidad 2021.

Dicho sistema ha venido consistiendo en la ubicación de un equipo de vigilancia constituido por un equipo de bomberos que además de garantizar la pronta localización de un conato de incendio forestal en la zona de alto valor ecológico, garantiza la intervención instantánea sobre el mismo, ofreciendo garantías sobre su control y extinción, en una situación en la que la rapidez de la intervención condiciona significativamente la gravedad del incidente. Contar con un adecuado equipo de vigilancia e intervención tiene por tanto implicaciones relevantes, ya que en la medida en la que se detecte y se intervenga con rapidez se disminuyen los gastos operacionales de extinción al reducirse los tiempos de control, así como los potenciales riesgos asociados al incendio, como son los daños sobre las personas y las zonas de alto valor ecológico.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, se considera fundamental el mantenimiento del servicio de retenes de bombero como única alternativa que garantice el cumplimiento de las obligaciones de la Ciudad de cara a la conservación y protección de la zona LIC ZEPA Calamocarro-Benzú…, así que a quien corresponda, de la seguridad adecuada a nuestra ciudad y no siga usted llevando gente al campo y sin dar la solución adecuada.

Si no le parece motivos suficientes los aquí expuestos, nuestros montes ni las personas, anímales y viviendas cercanas a ellos tienen precio. La seguridad de nuestros ciudadanos va por delante de cualquier presupuesto.

Los bomberos del S.E.I.S. de Ceuta

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW