¿Qué está ocurriendo en nuestra ciudad?

No entendemos cómo puede nuestro Gobierno permitir que un puerto estratégico para Europa se esté desmilitarizando a marchas forzadas, ni tampoco cómo puede ser que el único contrapunto a Gibraltar no se refuerce de cara a competir con la mayor utilización del puerto de Gibraltar frente a una ciudad española que ha perdido el contrapunto absoluto. ¿Acaso se obedecen órdenes de Europa? O simplemente, ¿se han pactado objeciones con otros países del entorno para que nuestra Ciudad no pueda prosperar? Desde Contigo Somos Democracia Ceuta, de la cual soy responsable de Extensión, no comprendemos por qué no se promociona Ceuta como destino para el turismo español, ante la imposibilidad de viajar fuera de nuestras fronteras.

No sabemos si hay algún oscuro secreto que el Gobierno guarda para evitar que el turismo se fomente. Es indudable que este es una gran fuente de riqueza y que para la península es la mejor opción, ya que Ceuta es la gran desconocida por los propios españoles.

Podemos recordar las visitas de nuestros compatriotas, como años atrás para comprar mucho más que en Portugal. Entonces, ¿qué ha ocurrido con el turismo en Ceuta? ¿Por qué dejaron de fondear los barcos rusos en nuestro puerto?  ¿Quién niega el pan y la sal a Ceuta? Las preguntas tienen respuesta, pero los dirigentes de la Ciudad y los responsables de esta desidia, no permiten que las condiciones inmejorables de Ceuta para acoger un turismo tanto español como extranjero, haga que la renta per capita de esta, aumente.

No muy lejos, tenemos el ejemplo de Marbella, una ciudad dirigida al turismo de opulencia, que bien podría recalar en nuestras costas, con una buena promoción y unas ofertas atractivas por parte de las compañías navieras que cruzan a nuestro puerto. 

Las ideas podrían ser claras, pero no se perciben por parte de nuestros dirigentes. O alguien impide la “clarividencia” de las cabezas pensantes de nuestro consistorio. Así, vemos como el tejido económico se mengua y deja a nuestra ciudad sin empleo y el desánimo de nuestros jóvenes que, marchan por no vislumbrar un futuro en estas costas. 

Pienso que está en nuestras manos el revertir la grave situación. Con trabajo y haciendo visible las bondades de nuestra ciudad. Sus playas, su mobiliario urbano, su capacidad de albergar a todas las civilizaciones, para dar un espaldarazo definitivo a nuestra economía. Podemos y debemos atraer a nuestra ciudad la inversión extranjera y nacional, de cara a alzar nuestra economía en aras de un mejor futuro para las generaciones de nuevos ciudadanos que crecen en esta tierra para ofrecerles un mejor futuro y así corregir tantos años de silencio de un lugar preparado para albergar el turismo.

FotoJet (1)Por otro lado, comentar que una brutal presión migratoria ha sufrido nuestra ciudad; nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se han visto desbordadas, debido a la entrada de miles de personas procedentes de Marruecos, a esta grave situación le unimos la falta de efectivos y de medios, generando un verdadero caos. A esto le sumamos la falta de protocolos de actuación junto a la escasez de medidas legislativas, actualmente son insuficientes ante hechos de esta índole, donde han quedado mermados los efectivos policiales sin capacidad de respuesta alguna. 

Desde mi formación, CSD, veo la necesidad de dotar con mayor infraestructura a nuestra ciudad, para no encontrarnos con escenarios como este, sin poder afrontar adecuadamente una situación de tal magnitud.

Mi partido al cual represento, tiene muy claro que el Gobierno de la nación nos abandonó y nos dejó a nuestra suerte, pero no ayer, sino hace muchos años ya, porque Ceuta es la gran olvidada.

Damos las gracias a nuestra Policía y al Ejército por estar ahí, defendiendo nuestro territorio y a los ceutíes, muy orgullosos de ser españoles. Este problema no es solo de nuestro país, así que por ello pido más implicación de la Unión Europea. También pedimos la dimisión del Ministro de Interior, Grande Marlaska.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW