Poner voz a la emigración

Wuppertal (Alemania). Serial: “Un español en Alemania” cap. nº 179

"Un español en Alemania " siempre trata de describir la emigración española en Alemania. Transmitir las emociones fuertes de la aventura de la emigración, mandar el mensaje que nada en la vida es fácil menos la inmigración, mandar ese mensaje a los lectores es muy difícil, vivir las emociones más difíciles de canalizar, miedo, ansiedad, frustración, tristeza, culpa la emigración está hecha para personas valientes.

“Perdiendo el Norte” identifica la emigración española en Alemania, es una comedia romántica sobre la generación perdida. Velilla narra en clave de humor las desventuras de una pareja de jóvenes con una gran preparación que se ve obligada a emigrar a Alemania, ante la falta de trabajo en España. Al ver por televisión un programa tipo “Españoles por el mundo”, creen que en Alemania está la solución a todos sus problemas y la tierra prometida, pero pronto se dan cuenta de que la realidad es bastante más dura…, y muy dura la barrera del idioma, la soledad, la nostalgia, son difíciles de canalizar, miedo, ansiedad, frustración, tristeza, culpa, vivir la aventura de la emigración

Historias de migrantes en Alemania

Un total de doce alumnos españoles en Alemania compartieron vivencias de hombres y mujeres que emigraron a Alemania, escritas a partir de las entrevistas que les realizaron a los llamados Gästearbeiten trabajadores españoles, italianos, türkos invitados en Alemania del siglo XX.

El proyecto titulado “Testimonios”, se llevó a cabo en la sala de usos múltiples de la Escuela para Estudiantes Extranjeros en la universidad de Bochum, impulsado por el docente Peter Schmidt, alumnos del Plan de estudios citado visibilizaron historias de vida de hombres y mujeres que emigraron al país germano en el siglo XX en calidad de Gästearbeiten, redactadas a partir de las entrevistas que les realizaron a personas que vivieron esa época de exilio e inmigración.

Herminia Gonzales Pérez

Herminia Gonzales Pérez, estudiante de filosofía alemana de la Universidad de Bochum (UB), quien participó el 18 de octubre en el evento “Cruzar la frontera en la RFD (República Federal Alemana), relató:

“Mi tío abuelo viajó de ilegal al país germano en 1970 a los 19 años en busca de una buena oportunidad laboral, y para lograr cruzar la línea divisoria tuvo que hacer tres intentos”.

Herminia Gonzales compartió el relato de su familiar con un texto llamado “Valentía juvenil”, en el que resalta el arrojo que tuvo al cruzar la frontera Alemana en 1970 en calidad de emigrante ilegal en la antigua República Federal Alemana (RFA) destacó:

“Los descendientes de mi tío abuelo que no vive, residen en Alemania, emigrantes de cuarta generación y trabajan en el rubro de la construcción de ingenieros y arquitectos; después de las entrevistas que les hice hemos tenido más contacto y estrechado la relación pese a la distancia”.

Saray Macías Crespo

Con el escrito “Un país muy bonito pero no es nuestro”, Saray Macías narró la historia de una mujer que logró llegar con su esposo a Alemania en 1969 cuando la frontera de la República Federal Alemana estaba cerrada a todo europeo , luego de tres intensos intentos.

La estudiante mencionó que pudieron sacar adelante a su familia económicamente, en una época en la que en Alemania, no siempre todos tenian las mismas oportunidades.

Martín Hernández Hernández

Martín Hernández participó con el relato “Sola en un país que no conozco”, en el que describe la experiencia de una mujer que cruzó la frontera en compañía de sus hijos, y enfrentó acoso de las personas encargadas de trasladarla en aquella fría frontera en invierno.

El alumno enfatizó que todos tenemos a un conocido en Alemania que ha atravesado por situaciones extremas y ha cruzado la frontera alemana en el siglo pasado en busca de una mejor calidad de vida, y que iniciativas como la implementada por el profesor Peter Schmidt ayudan a mostrar los retos que superaron siendo trabajadores invitados , expuestos a racismo y xenofobia.

Margarita Morales Garrido

Al leer el escrito “La séptima es la vencida”, Margarita Morales Garrido compartió la historia del tío de un amigo que emigró en 1973, quien luego de siete intentos logró quedarse a residir en Alemania manifestó:

“Su experiencia me dejó una gran enseñanza de resiliencia y resistencia, y me abrió el panorama hacia otras visiones”.

 

En “Un español en Alemania”, aceptamos propuestas para donaciones para seguir escribiendo historias.

 

Puede Donar en PayPal-Konto: leandromateoshernandez@gmail.com

 

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW