“UGT-FSP es un grupete de liberados palmeros del GPS”

A estas alturas, en VOX Ceuta, ya estamos acostumbrados a todo tipo de ataques, manipulaciones, intentos de chantaje, de extorsión, y difamaciones. Pero eso no quita que aún nos sorprendamos al ver la desesperación y la cobardía de algunos grupos políticos, medios y, en este caso, sindicatos. Sindicatos que, a su vez, son incapaces de firmar ni uno solo de sus comunicados con el nombre y apellidos de quienes suscriben la calumnias que en ellos vierten. Se trata de cobardes y miserables. Dos calificaciones que, como presidente de VOX, afirmo y confirmo.

Desde VOX, tampoco esperábamos más de un supuesto ‘mega’ chiringuito que vive muy bien de los trabajadores que hace ya mucho tiempo que no representa. Un sindicato corrupto hasta la médula que ha tenido incluso la osadía de llevarse el dinero destinado a los trabajadores para gastárselo en mariscadas y juergas erótico-festivas bien regadas con todo tipo de sustancias. Un sindicato con una historia criminal y con las manos manchadas de la sangre de los españoles, como el partido matriz al que pertenece y obedece. A cuántos españoles habrá engañado y seguirá engañando hasta que se le caiga la careta. Y ahí reside su desesperación, en el hecho de que VOX se dedica a tirar esas caretas estafadoras de los cobardes que se esconden detrás de unas siglas.

UGT Servicios Públicos de la Ciudad Autónoma no es más que un grupete de liberados al que se le desconoce algún tipo de actuación en benéfico del colectivo de funcionarios locales, más allá de ser el burdo palmero del grupo socialista en la Asamblea. Y de vivir de la prebenda obtenida a cambio de chantajear con supuestas denuncias a un Gobierno de Vivas tan desastroso en su gestión que, para evitarlas, les da a estos caraduras el ‘oro y el moro’ alimentando durante años, de ese modo, la fuerza y el poder del chantajista.

Entre ellos se protegen y es evidente que les duele que se señale y se digan las verdades precisamente de uno de los productos de esa extorsión de estos tipos al Gobierno del Partido Popular durante años, es decir, la señora Palomo, jefa del Área de Menores.

‘Funcionaria’, a saber de qué categoría porque, eso sí, en todos estos años a este ‘sindicato’ le ha importado bien poco que los trabajadores del Ayuntamiento tengan su anhelada RPT (Relación de Puestos de Trabajo). Para eso no han tenido tiempo, claro: cuanto menos clara esté la cuestión, mejor para los intereses del chantajista.

Lo que sí sabemos de la susodicha es que fue promovida a ese puesto por la Consejería de la señora Deu en los años de gloria del ‘Régimen Vivista’, a saber, a cambio de qué. Y, desde entonces, ha venido mangoneando a sus anchas en un tema tan delicado como el de los MENA. Un problema de dimensiones controlables cuando está ‘funcionaria’ se hizo cargo del asunto, pero que ha convertido, años después, en un monumental embrollo de dimensiones descomunales que tiene a toda la ciudad puesta contra las cuerdas. Y, a pesar de ello, el Gobierno de Vivas aún no se le ha pasado por la cabeza trasladarla a otro puesto de mayor responsabilidad en función de sus capacidades como, por ejemplo, la jefatura del Área de Festejos.

Como se puede apreciar, VOX no ataca a ningún funcionario local. Señala y responsabiliza a la responsable de un área que está siendo gestionada de manera nefasta con evidente perjuicio para los ciudadanos. Y lo seguiremos haciendo.

Por último, sólo resta conminar a los que forman la Sección Sindical de Servicios Públicos de UGT en la Ciudad a que se dediquen a cuestiones más productivas en beneficio de los trabajadores municipales, que no son pocas, ya que estos necesitan de infinitas más atenciones y medios para poder realizar su trabajo en condiciones. Y también a que empleen menos tiempo en pasearse por los pasillos del ayuntamiento y las cafeterías de la zona politiqueando y haciendo de mamporreros de la banda política que ahora pastorea su delegado en TRACE.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW