Arenas movedizas

Días atrás VOX vaticinó que sería la fuerza más votada en Ceuta según estimación de voto publicada por SyM Consulting. El partido, liderado por Juan Sergio Redondo, lograría según esta fuente dar el ‘sorpasso’ electoral al PP, tras 20 años de mayorías absolutas decrecientes y una última “victoria” en 2019 que gobierna en minoría.

Según VOX obtendría ocho diputados, PP se quedaría en siete, el PSOE en cinco, Caballas ganaría das pasando a tener tres, y el MDyC se mantendría los dos.

Como todos sabemos las encuestas son orientativas, Redondo también lo dice que, “encuestas son encuestas, pero marcan una tendencia”, aunque apunta que, las últimas Elecciones Generales 2019, estuvo precedida por “el acuerdo entre populares y socialistas”, el cual permitió a Vivas formar gobierno a cambio de entregarle al PSOE algunos puestos, como los de controladores de barriadas. Pero Redondo “olvida” que los socialistas también consiguieron la televisión pública, la cual en el cambio de socios se hicieron con ella.

El que suscribe coincide en datos con la empresa SyM Consulting, pero discrepo, a sabiendas de las maniobras políticas, también llamadas tejemanejes en tiempo electoral. En las elecciones del 2019 afirme que el PSOE quitaría entre siete y ocho diputados, basándome en la aptitud de VOX, la cual dio pie a captar el voto musulmán localista. Aparte, no llegó a ocho escaños de no haber sido por alguna falsa maniobra de estrategia en la campaña electoral, debido al cuadre de agendas o declaración contraproducente de su líder en los medios, posiblemente los hubiese alcanzado.

Cuando Caballas, me pregunto sobre cuantos votos le estimaba, le respondí con uno, el número dos de la formación se partía la caja, supongo que después del resultado se le quito la sonrisa. Con el MDyC pensé que se mantenía, pero también aseguré que podría perder uno y así fue, debido al revuelo de sus dos diputados y una carta que le paso factura.

Donde no hay mata no hay patata, y los escaños se fluctúan entre las derechas y los progresistas. Todavía es pronto para saber lo que pasara en las próximas elecciones y más con las secuelas que dejara la crisis sanitaria, social y económica. Pero pienso, (si lo he repetido dos veces, porque no es lo mismo creer que pensar, pues esta última, es una acción meditada) que el PSOE, se quedara en cinco. La señora Hamed que ya maneja su red clientelar, luchara por conservar los dos que tiene. Asimismo, de los dos votos que pierde el PSOE, uno quizás lo recupere Mohamed Ali y el otro difícilmente el MDyC. Aun así, entre grandes picos y pequeños batiburrillos que no tienen representación, ni la tendrán, su situación pasaría apostar por un partido “cuasi unanimidad” del mismo corte, pero con representación nacional. Por el lado más importante y preocupante para las derechas, es la nueva mayoría de edad que viene pisando fuerte con muchas nuevas ideas y ganas de ejercer su voto, juventud electoral muy progresistas, pero con otro sentido de pluralidad de España, que tiene por bandera terminar con la inmigración laboral, luchar por un futuro de formar familia (Ceuta en 2019 nacieron 1.261 niños y 868 en el 2020) y poder llegar a la edad dorada con una pensión digna. Quizás con este empoderamiento podría augurarle un nuevo voto a otro partido.

Digo quizás, porque hay otra fuerza que consiguió en Ceuta, en las Elecciones Generales 2019, después de VOX, PP y PSOE, 1.300 votos, aventajándose a la señora Hamed, porque esta se creyó que iba a revalidar las elecciones locales para sesgar al PSOE, aportó, pero no lo consiguió. Los socialistas no lo consiguieron al no tener el voto de la izquierda en esta “segunda vuelta”, como en los anteriores comicios. Pues bien, este partido al que hago referencia entre líneas es el socio del actual Gobierno de la nación, y puede ser que irrumpa en el hemiciclo de la Asamblea beneficiado por la Ley d’Hont y por lo mencionado anteriormente, que lo vamos a determinar como con el tema el golpe de timón al sistema, basado en una nueva Ley de Reforma Política de 1977.  

El líder de VOX Ceuta cree que, su estimación de voto está marcada por un refuerzo que le otorga la gente, marcada por un cambio. Redondo solo juega con los votos del PP que son el caladero donde puede rascar. Arañando también parte de ellos del suicidio o fracaso del partido de Ciudadanos,FotoJet (4) que resta votos en las locales, salvo los avispados que no han cambiado de modelo, pero si de sastre.

El PP según VOX, sigue perdiendo a su electorado y, a duras penas llegaría a alcanzar los siete escaños que dice Redondo, según la encuesta de SyM Consulting. El presidente de VOX Ceuta, sabedor que los dos diputados no adscritos políticamente ya están muertos, se apunta los seis diputados conseguidos en los comicios de su andadura por la Asamblea, para conseguir los ocho que presume de alcanzar. Redondo debería de mirar si el fondo de la piscina tiene agua, porque especular a estas alturas con sondeos a largo plazo es un ilusionismo de la realidad y, es pisar arenas movedizas. VOX Ceuta ya tiene sus adeptos fijos por muchas cosas que diga o que haga. Sus ideas o pensamientos sobre los musulmanes, o asociaciones calificadas por la formación de promarroquís…, beneficiará siempre a la izquierda como paso en el 2019.

El PP, gran dilema, dependerá si Vivas se presenta a las elecciones o quien vaya de candidato a la presidencia para las siguientes. Así se podrá horquillar votos. Creo que es el momento le hacer rodar un equipo para asegurar y repuntar la formación. Debiera de estar en la mano de Vivas, ir dando paso a las Nuevas Generaciones poniendo al frente de los populares a Carlos Rontomé, después de escrutar los decrecientes resultados electorales.

Posiblemente el nuevo sistema de gobierno ya no se rija por mayoría absoluta, es lo que se ve a nivel general. La sangre joven irá marcando tendencias políticas y de ahí, surgen los movimientos y estos provocan el “sorpasso” electoral, lo demás es moverse en arenas movedizas.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW