España en juego

España en juego

Las próximas Elecciones Generales de abril serán las más importantes que se hayan llevado a cabo en nuestro país desde la transición democrática. Está en juego, nada más y nada menos, que el modelo constitucional y la unidad de España.

Lo probable, según los sondeos y los expertos en política nacional, es que tras las elecciones haya uno de los dos siguientes escenarios:

- Se puede repetir el infame panorama actual, con la reedición del pacto de investidura de Pedro Sánchez con sus socios independentistas, filo etarras y populistas de Podemos. Si Sánchez necesita pactar con el partido de Torra y Puigdemont o con el de Otegui para mantenerse en Moncloa, que no le quepa duda a nadie de que lo hará, y lo hará sean cuales sean las condiciones que los independentistas y los batasunos exijan. Lo ha hecho en estos 8 meses de Gobierno y lo volverá a hacer sin ningún tipo de sonrojo. Y si tiene que pactar un incremento exponencial de los impuestos, porque se lo exija la izquierda radical, tampoco tendrá reparos en asfixiar a ciudadanos y empresas con más presión fiscal.

- El otro escenario es el de una mayoría alternativa y antagónica a la del actual Gobierno Socialista. Una mayoría que, como en la Junta de Andalucía, esté encabezada por el referente político del centro derecha que nos es otro que el Partido Popular. Una mayoría que devuelva la estabilidad institucional a España, que nos devuelva a la senda de crecimiento económico y de creación de empleo y nos haga retomar el prestigio perdido como país.

Ceuta será determinante en ese proceso. Elegimos un diputado y dos senadores. En un momento como el actual, en el que las mayorías serán exiguas, un Diputado puede ser determinante para elegir al Presidente del Gobierno. La naturaleza de la circunscripción electoral de Ceuta hace que el partido que tenga más votos obtenga el diputado y los dos senadores. Es decir, que si el votante que no quiere que Pedro Sánchez siga gobernando, divide su voto entre las distintas formaciones de centro derecha, es bastante probable que el diputado de Ceuta sea del PSOE. Por eso es fundamental que seamos eficaces al votar. Todos los votos son útiles y legítimos, pero no todos los votos son eficaces para conseguir el objetivo pretendido. Si pretendemos que los socialistas no sigan en La Moncloa, con el apoyo de Torra, Junqueras y Otegui, es preciso confiar en la única opción que realmente puede evitarlo, la que representa el principal partido del centro derecha en España y que los Parlamentarios que aporte Ceuta a las Cortes sean del Partido Popular.

España está en una situación crítica, con mucho tiempo perdido sin acometer las reformas estructurales que requiere nuestro país y con una amenaza clara de ruptura del orden constitucional y de la unidad nacional. Es absolutamente imprescindible un Gobierno fuerte con una mayoría sólida en el Congreso y en el Senado que no tenga que pactar “peajes” con ninguna formación para acometer el proyecto que España necesita. Es inaplazable recuperar una mayoría reformista y constitucionalista que enderece el rumbo perdido desde que llegó Sánchez a Moncloa. Es necesario que el Partido Popular recupere el Gobierno de España

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW