Ángel Gabilondo es la esperanza del 4 de mayo

PSOE
PSOE

El 25 de febrero de 2015, hizo su primera aparición pública como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. Recuerdo dos frases de aquel acto que   subrayaban  la relevancia de la ética en la política. Según Kant, “La honradez es la mejor política”. También mencionó esta expresión suya “La libertad solo es real cuando es justa”. En su conferencia sobre “Cervantes y Descartes: Un par de modernos” que tuvo lugar el 20 de abril de 2016 en el Ateneo de Madrid, en otra magnífica oportunidad para aprender, Ángel Gabilondo, manifestó: “La verdadera forma de hablar es la forma de vivir. Nuestra palabra es nuestra corporalidad efectiva”.

Pienso que estas expresiones, pronunciadas y referidas por el candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, nos indican cómo entiende la política en función de la honradez, la libertad y  la forma de vivir. No son palabras huecas, están corroboradas por cómo entiende la vida y a qué se compromete al ejercer la política.

El señor Gabilondo no viene acompañado por el odio, ni busca decir palabras espectaculares para encandilar a quienes le escuchan. La política y el político o vienen a contribuir a resolver y buscar soluciones o están utilizándola para intereses espurios. Hay una palabra que debe estar en el marco de todo, es la palabra democracia, algo que no podemos permitirnos que la deterioren los que solo tienen garantía de existir apoyándose en el odio. Se trata de utilizar el diálogo, pensar en el otro y consensuar.

Ángel Gabilondo es un señor, reitero esta palabra porque su talante y modos así lo ratifican. Le preocupa la desigualdad de Madrid y el modo de abordarla es trabajando, con respeto, utilizando el diálogo,  y demostrando en la práctica que son ciertas las convicciones personales que apuestan por lo que signifique vivir y estar en democracia.

La educación y la sanidad son el termostato que demuestran si la política está para mejorar la calidad de vida o sirven de plataforma para otros intereses. Servicios públicos protegidos, amparando y defendiendo la calidad y la atención en la educación, que nadie pueda ser discriminado por su origen social y económico, ni por el barrio donde viva. Que prevalezca la seguridad y la equidad en la redistribución, la recuperación social y económica, para los jóvenes, la mujer y los mayores.

En mi familia he podido comprobar la nefasta e insultante actuación de los responsables públicos de la Comunidad de Madrid, en su comportamiento ante el COVID-19. Mi hijo se encontró desatendido y olvidado al ser víctima del virus, los que pregonan con eslóganes sus grandes hechos, demostraron que la organización sanitaria era muy poco eficiente, digo organización, no profesionales sanitarios que han dejado su vida y demostrado en este trance que su profesionalidad está fuera de toda duda. Eso, por no hablar con vergüenza de las residencias de mayores. Gracias al Gobierno de España se están implementando  las medidas para vacunación masiva.

 Hay que resaltar el apoyo de la Unión Europea, que nos acompañará en el camino para avanzar en el progreso para los jóvenes, la mujer, a todos los sectores laborales, a los autónomos, a los pequeños y medianos empresarios, a la empresa en general, sin olvidar a los niños, los mayores y dependientes. La Unión Europea es progreso, justicia y democracia.

Por citar algunas medidas relevantes:

  • Construcción de 15.000 viviendas para los jóvenes, avalando el primer mes.
  • Hasta 31 años gratis el transporte.
  • Acordamos con Europa un Plan Marshall de 140.OOO millones.
  • Consolidar el escudo social de 200.000 millones de euros que se han empleado.
  • Moratoria del alquiler.
  • Medidas para paliar el problema del cambio climático.
  • Potenciar la digitalización en Educación y  apoyo contra la disrupción.

La convivencia, la concordia, y la cohesión social sin exclusiones se van a preservar, amparados en el artículo 14 de la Constitución, con la libertad, igualdad y fraternidad. 

Volviendo otra vez al Quijote, como libro indispensable de la cultura, Isabel Villalta Villalta, es una escritora nacida en Membrilla y que reside en Manzanares, Ciudad Real. que ha estudiado la relevancia de los valores del Quijote en una de sus 11 publicaciones denominada “En torno a Don Quijote”, en su página 25 hace referencia a aspectos relevantes destacados: “Don Quijote de la Mancha debe ser el libro de cabecera de cualquier político que se precie”. José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho que es “la Constitución de la vida”. “El prestigioso escritor holandés Justo VanEfen propugnaba que se pusiera en manos de los jóvenes para amenizar su ingenio y cultivar su juicio”.

Ángel Gabilondo ha comentado que la última palabra del Quijote es “Vale”. Quiere decir: “Muchas gracias. Sea valiente y atrévase a vivir su propia vida con el coraje de la libertad, libertad de pensamiento para encontrar razones para vivir”. Es decir una persona con criterio y no manipulable, con criterios para afrontar la realidad y la vida.

Se ha tratado de expresar que la esperanza con Ángel Gabilondo como presidente es posible, puede ser una realidad de la que se beneficien toda la ciudadanía madrileña. Para que sea una realidad es solo necesario un hecho, que las madrileñas y madrileños vayan a votar el martes, 4 de mayo. Es el momento de conseguirlo, es posible que la buena política funcione también en la Comunidad de Madrid, depende solo del voto.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW