España gana con el Congreso del PSOE

España necesita de la buena política y en el pasado fin de semana, con el Congreso socialista, se han sucedido decisiones, acuerdos, reflexiones y trabajos de carácter político, que han sido destinados a fortalecer y presentar soluciones necesarias para nuestro país.

El partido socialista, eje de la política española desde el periodo constitucional del 78, el partido más veterano de España y uno de los más históricos de Europa, ha estado de frente a los problemas para contribuir a encontrar soluciones. De un modo legítimo y democrático ha sido quien ha gobernado un mayor número de veces.

A continuación, señalaré algunos de los temas que para mí han sido relevantes estos días de Congreso. En primer lugar, la unidad, porque no sería creíble defender la importancia de la unidad en España, si no se practica a nivel interno. En el año 1974, en Suresnes, Felipe González inicia su labor como secretario general con el propósito de conseguir la devolución de las libertades y la democracia a nuestro país. Contribuyó decisivamente a la elaboración de la Constitución y en 1982 como presidente del gobierno impulsa leyes que hacen a nuestro país más justo y más libre, un sistema sanitario universal y gratuito, la universalización de la educación hasta los 16 años, la modernización de las Fuerzas Armadas, la aprobación de los viajes del IMSERSO, la entrada en Europa…

El expresidente, José Luis Rodriguez Zapatero, da pasos decisivos con leyes admiradas en Europa, para que en nuestro país sea una realidad más palpable la igualdad y que en las competencias educativas fuera fundamental Educación para la Ciudadanía. Se crea la Unidad Militar de Emergencia… Pues bien, estos dos presidentes han estado en el Congreso al lado del presidente Pedro Sánchez. Me ha parecido sorprendente la actitud humilde, la ilusión, las ganas de trabajar y la esperanza en el futuro de José Luis Rodríguez Zapatero. La unidad y la integración se ha respirado en todo el Congreso, donde no se ha mirado a quién ha votado anteriormente cada uno de los asistentes, solo su valor para aportar a la mejora del país y de la organización política.

El segundo tema que he apreciado ha sido el de la juventud. No me refiero a la aritmética de la edad, sino al espíritu joven que ha prevalecido en todas las reuniones y debates. No se puede ser socialista sin ser y sentirse joven, es el comportamiento y la preocupación por los jóvenes que ha prevalecido en todos los debates. En los Presupuestos Generales del Estado una de las partidas que más ha crecido es la relacionada con la juventud, con un papel fundamental en la Formación Profesional, Educación, la formación laboral, bonos de ayuda a nivel cultural y de vivienda, la nueva Ley de Vivienda tienen que ver con los jóvenes. En la nueva Ejecutiva Federal y en las Instituciones, la presencia y el respeto a los jóvenes es evidente.

El tercer tema que destacaría del Congreso es la continua y segura apuesta por Europa. Comentó el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, “Para que a los españoles les vaya bien dentro nos tiene que ir bien fuera”. También mencionó que nuestros mejores momentos han sido tomados por nuestra presencia en Europa. Ya se ha conseguido, gracias a la tenacidad de nuestro presidente del Gobierno que nos lleguen 140.000 millones de euros con los fondos europeos, que tienen un carácter social y sostenible.  Cuestiones como el tema digital, el cambio climático, el apoyo a las necesidades de los jóvenes, el desarrollo de la Agenda 2030 se desarrollarán dentro de la Unión Europea. El tema de la salida del covid está teniendo éxito gracias a una política de unión y consenso de Europa, donde España ha realizado una gestión ejemplar en el mundo. Tenemos por delante también dos fechas importantes, la Cumbre de la OTAN que tendrá lugar en nuestro país en 2022 y la Presidencia española en 2023 que facilitará un mayor apoyo a una Europa social, todo muy necesario para nuestro país pues seguiremos avanzando con Europa.

Hay un cuarto tema que ha centrado una gran parte de la intervención del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el acto de clausura, me refiero la importancia y la necesidad de la socialdemocracia en estos momentos, tanto en España, como en Europa o en el mundo. Favorecer la igualdad, la solidaridad, la justicia social, mejorar la calidad de vida sin dejar a nadie atrás, realización de políticas sociales con apoyo especial a los más desfavorecidos, especialmente a los jóvenes, pensionistas, desempleados, niños con problemas de pobreza. La capacidad de legislación, medidas adoptadas, transparencia, previsión y la transparencia son una constante en este Gobierno encargado de aplicar y seguir aprobando medidas socialdemócratas.

 Todo esto puede ser creíble con el seguimiento de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, escuchar los acuerdos del Consejo de Ministros y todo verificado en el Boletín Oficial del Estado, cuantificado y concretado. ERTES, de los que el 94 % han recuperado el puesto de trabajo, Salario Mínimo Interprofesional, revalorización de las pensiones, crecimiento del presupuesto en Educación, apoyo a los autónomos y las pymes, abolición de la prostitución, beneficios al sector cultural que mientras el PP subió el IVA con el PSOE está bajando… Ley de Ciencia, Ley de Eutanasia, Ley de Salud Mental…, gobernando con el respeto a la legalidad y a la Constitución, podemos decir que a este Gobierno no se le declaró la independencia de Cataluña. Con el mejor patriotismo, el que realiza la ciudadanía cuando presenta la declaración de la Renta.

Para finalizar, mencionaría la importancia que se le ha dado al diálogo y a la ciudadanía. En este Congreso se ha resaltado también la importancia de la negociación, la escucha, de la que han sido ejemplo las múltiples reuniones mantenidas por los agentes sociales y el Gobierno. La ciudadanía puede comprobar si va cumpliéndose lo que se dice, aunque quizás el ambiente que se genera interesadamente desde la oposición desoriente la información que se transmite. Tal como manifestó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al citar palabras de Fernando de los Ríos, “Decir a los exaltados que la única revolución que hay que hacer en España es la del respeto”. Nunca se hace nada con el insulto, es mejor predicar con el ejemplo. Tal como manifestaba también el Quijote: “que nuestros actos estén a la altura de nuestras palabras”.

Pedro Sánchez se encuentra cómodo en España y en Europa trabajando y defendiendo los mejores valores de la socialdemocracia. Valores que modernizarán cada vez más a nuestro país, convirtiéndolo en una nación más fuerte, más relevante en el exterior y con una ciudadanía menos desigual.

Comentarios
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW