5 de noviembre: ‘El salto de Darwin’, "road teatro", nos lleva de la comedia a la tragedia

Humor y dolor atraviesan los personajes sin avisar, en un minuto pasamos de la risa al llanto.

5 de noviembre: ‘El salto de Darwin’, "road teatro", nos lleva de la comedia a la tragedia

La consejería de Cultura pone sobre las tablas del Teatro del Revellín, el 5 de noviembre, a las nueve de la noche, ‘El salto de Darwin’, de Sergio Blanco, a cargo de la compañía compañía Entrecajas Producciones, dirigida por Natalia Menéndez.

Todavía se pueden adquirir entradas por el procedimiento habitual, tanto en la taquilla del teatro como en la página web de la Ciudad para la venta online. De igual modo, también es posible adquirir un abono para esta representación y la de 'La Casa de Bernarda Alba'.

Se trata de un montaje que, forma parte de la programación de PLATEA, protagonizado por los intérpretes Cecilia Freire (Kassandra-el ángel), Pablo Gómez-Pando (novio), Olalla Hernández (hija), Teo Lucadamo (hijo), Goizalde Núñez (madre) y Jorge Usón (padre).

FotoJet (3)


Argumento


Aparte de ser todo un conflicto político interior de las dos naciones en litigio por las Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, en 1982 ente Reino Unido y Gran Bretaña, se desato una contienda bélica que apenas duro tres meses, 805 muertos y más de 700 suicidios por parte de ambos bandos. Resultado: Reino Unido recupera las islas. En esta zona se libró la última batalla en Puerto Darwin, lugar donde se supone que murió el hijo de nuestros protagonistas.

Dejemos la realidad y vayamos a la ficción, y a junio de 1982, mes que acaba la Guerra de las Malvinas, donde la familia argentina recorre la Ruta Nacional 40, que atraviesa Argentina de norte a sur, para esparcir las cenizas de su hijo muerto en batalla por el glaciar.

Cada una de las escenas transcurre en torno a un Ford Falcon del 1971, el cual que remolca una caravana, con capacidad para cuatro personas, el padre, la madre, su hija y el novio.

Sobre el techo es posible ver al espectro del hijo muerto que, con su guitarra eléctrica, entona diferentes temas musicales de los años 80 y cada vez que lo hace cuanto más se aproximan al sur, un viento suave empieza a levantarse. Aparece un ángel, Kassandra, la “hermana de los hombres”, la que habla con los muertos y predice el futuro. La que servirá para limpiar, para curar, para restablecer a esa familia y que puedan por fin regresar a casa en calma.

FotoJet (4)


La directora


Natalia Menéndez, apuesta por la teoría de Darwin, “toda mi vida he creído en ella. Por eso aporta ‘El salto de Darwin’ de Sergio Blanco”.

Dice que, esta “road teatro” lleva de la comedia a la tragedia, nos enseña la ingenuidad y la perversidad humana, de lo más conmovedor a lo más detestable del ser humano. La directora segura que siente la necesidad de montar la obra por qué, “me atraviesa de tal manera y me conmueve”. También le apasiona la obra, el estudio que su autor hace de los porqués de la guerra. Humor y dolor atraviesan los personajes sin avisar. En un minuto pasamos de la risa al llanto.

Para Natalia Menéndez, la obra desarrolla una petición de paz con sus saltos, con su ternura, con sus detalles, con su amor por la diferencia, con la compasión y el entendimiento hacia el otro, con un deseo muy concreto de evolución del ser humano.

Comentarios
5 de noviembre: ‘El salto de Darwin’, "road teatro", nos lleva de la comedia a la tragedia
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW